Multitasking = Multierrores

Los empleados multitarea hacen muchas cosas al mismo tiempo pero ¿las hacen todas bien?

El empleado multitarea y la dispersión de su atención

Aún con los efectos negativos de un trabajador multitarea, seguir ese comportamiento tiene una respuesta similar a lo sucedido con los equipos de futbol: se ama, o se odia. Es decir, los jóvenes de la generación Y, por ejemplo, son afectos a este modelo de trabajo. Prefieren las juntas donde se puede llevar computadora y revisar otros contenidos mientras el jefe habla. En cambio, si el interlocutor es un baby boomer, éste detesta que su superior le dé indicaciones mientras contesta un correo, menciona Dario Salvucci, en el libro The Multitasking Mind (La mente multitasking).

En opinión de Margarita Chico, directora general de Trabajando.com México, ser multitasking puede ser una ventaja si acaso el trabajador es capaz de aprender varias tareas que después le sirvan para escalar laboralmente. Sin embargo, hay que evitar el querer abarcarlo todo pues el exceso de tareas puede provocar la enfermedad.

De hecho, una persona que sobrecarga el cerebro, activa respuestas de estrés, libera adrenalina y mantiene al sistema nervioso en un estado de hipervigilancia con reacciones físicas y psicológicas que, de sostenerse en el tiempo, puede volverse estrés crónico y afectar severamente el sistema nervioso y el descanso del trabajador.


Los padecimientos relacionados con personas multitareas son: insomnio, ansiedad, dolor de cabeza, gastritis, colitis, irritabilidad, mal humor y tensión muscular; si nos referimos a los padecimientos de la salud y a nivel corporal, pero si hablamos del aspecto profesional del trabajador, las dificultades de ser multitasking (de manera exagerada) puede provocar que se tarde en aprender pues se está fatigado constantemente, en el largo plazo no es productivo y desconoce cómo establecer prioridades. «Hacer mucho te hace perder la noción de lo importante», menciona Noriega.

Para evitar caer en este síndrome es necesario empezar con prácticas como desconectarse de cualquier dispositivo electrónico durante las reuniones importante, para así asegurarse que se presta atención total. Las empresas, por su parte, deben permitir ciertos espacios de descanso a los trabajadores, aunque sea de unos pocos minutos algunas veces por semana.

Como colaborador es importante hablar con el jefe para poder determinar cuáles de todas las tareas que le son asignadas son las urgentes o prioritarias en un deadline, cuáles son menos urgentes y no urgentes, para tenerlas claras antes de comenzar una actividad y organizar las labores de cada día.

En cuanto a redes sociales, la recomendación es establecer un tiempo breve para ingresar a estos sitios sólo en el caso de que la empresa lo permita y así evitar estar pendiente de las notificaciones y avisos de mensajes en las mismas durante el horario de la jornada laboral.

Fotografía: niezwyciezony en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...