Las consecuencias de las malas posturas en el trabajo

En la actualidad, los trabajos de oficina y el excesivo uso de los ordenadores que lleva a posturas incómodas o forzadas hace que la gran mayoría de los trabajadores y profesionales sufran de dolencias. Esto se ve potenciado por las nuevas modalidades de «trabajos nómadas» que han surgido en los últimos años.

Oficinista

El uso de ordenadores, las posturas forzadas o incómodas, el excesivo tiempo sin moverse, son las causas más frecuentes de molestias y dolores en los trabajadores: según una reciente investigación realizada la empresa Más Vida Red, el 90 por ciento de los españoles ha experimentado dolencias como consecuencia del tiempo pasado delante del ordenador.

Según este informe, casi siete de cada diez de los consultados (el 68 por ciento) pasan un promedio de 67 minutos al día moviéndose frente a su equipo para tratar de encontrar la postura más cómoda, y evitar así estas dolencias.

El ordenador se ha convertido hoy en día en un imprescindible en cualquier entorno laboral que tenga tareas de oficina y/o administrativas, ventas o atención al público, y muchas veces trae consecuencias indeseadas sobre nuestro cuerpo y salud.

España tiene la tasa más alta de casos de molestias causadas por los ordenadores de Europa, un 90 por ciento, y la media de horas pasadas en este entorno laboral, con poca movilidad, es de 7,2 horas diarias.

Otro factor analizado en el estudio, y que es ya tendencia generalizada, es que cada vez más las nuevas tecnologías, la movilidad laboral, el trabajo virtual, y la internacionalización de las compañías están creando una vida laboral «nómada», lo que también se caracteriza por el uso del ordenador y los demás dispositivos portátiles, tipo tablets, los cuales llevan el trabajo incluso a los trenes, aviones y aeropuertos.

Aún más, según un estudio realizado por Dynamic Markets, en el que se contó con la participación de más de 4.660 personas de nueve países europeos, entre ellos, España (522 eran españoles), el 15 por ciento de los trabajadores que utilizan el ordenador lo hacen de forma nómada o itinerante con el portátil o las tablets, lo que potencia aún más las malas posturas, sean incómodas, forzadas y/o prolongadas.

Sucede que estos profesionales o trabajadores suelen improvisar su lugar de trabajo en una silla o sofá (en un 29 por ciento de los casos), en el mismo hotel (21 por ciento), en la cama o directamente en el suelo (18 por ciento). Sino también es frecuente el improvisar oficina en una cafetería (17 por ciento), la mesa de la cocina (13 por ciento) o en medios de transporte.

En cuanto a esto último, los trenes son los más empleados (en un 13 por ciento de las consultas), seguidos por los aviones (9 por ciento), automóviles (8 por ciento) y por los autobuses (6 por ciento). Los aeropuertos y estaciones de ferrocarril también pueden servir de lugares de trabajo temporario (12 y 7 por ciento, respectivamente).

Lo cierto es que todos estos factores están contribuyendo a que aparezcan cada vez más dolencias en los trabajadores, en especial, en la zona de la espalda, con contracturas y dolores en distintas regiones, especialmente, en hombros y cuello, aunque también en la cadera y cintura.

Estos trastornos, a su vez, reducen la productividad laboral y hacen mucho menos llevadero el trabajo. Los expertos, por su parte, recomiendan evitar permanecer sentados durante mucho tiempo, e ir teniendo pausas cada tanto.

Dentro de las guías de recomendaciones, también se aconseja cuidar la postura al sentarse, fijarse que la posición de los hombros y piernas sea la adecuada, la postura de la cabeza, mantener la distancia justa entre los ojos y el ordenador, entre otros factores a tener en cuenta.

Foto Marcin Wichary en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...