La crisis también afecta a la Seguridad y Salud Laboral

Empleo y Crisis ya son un conjunto inseparable. Las consecuencias de los inconvenientes económicos y financieros a nivel país y mundial, están sumamente arraigados al ámbito laboral. Y precisamente la salud y seguridad en el trabajo son muy vulnerables a ella. El trabajo en condiciones inseguras es una «tragedia humana» y la actual crisis podría conllevar un aumento de la siniestralidad laboral, si se hace caso omiso a lo que se dispone.

Crisis en el trabajo

Crisis en el trabajo

Empleo y Crisis ya son un conjunto inseparable. Las consecuencias de los inconvenientes económicos y financieros a nivel país y mundial, están sumamente arraigados al ámbito laboral. Y precisamente la salud y seguridad en el trabajo son muy vulnerables a ella.

La semana pasada, con motivo del Día Internacional de la Salud en el Trabajo, los sindicatos mas vinculantes de España han destacado que la crisis no debe opacar a la seguridad laboral. Ésta, por el contrario, debe fortalecerse en pos de contener a los trabajadores que, como consecuencia de la misma crisis, están padeciendo muchos efectos psicosociales en el ambiente laboral.

Existe un creciente número de empleados que son victimas de enfermedades que tienen una relación directa con su trabajo. Ejemplos claros son los aumentos de casos de Mobbing, burnout o trabajador quemado, y estrés. Éste último, es uno de los aumentos más significantes, y de seguir en alza pasaría a convertirse en una enfermedad emergente, al igual que la depresión y ansiedad.

Por su parte, el ambiente laboral no es ajeno a la crisis. Los problemas económicos están presentes en todos lados, y generan un aire tóxico en la esfera laboral, llegando a un clima tenso cargado de presiones, con tirantes relaciones interpersonales, y que ayuda a fortalecer las enfermedades mencionadas en el anterior párrafo. Amén de los problemas propios que la empresa este pasando, están los problemas que cada trabajador posee, que sumado a la inestabilidad existente hacen un mix un tanto peligroso: accidentes laborales, bajas, absentismo medible y el absentismo psíquico, y también la violencia interna o externa al trabajo.

Salud Laboral afectada

Salud Laboral afectada

Otro de los puntos que debemos considerar es que la crisis no debe alterar las acciones que las empresas tomen, o tengan que tomar, en cuento a la Prevención de Riesgos Laborales. No debe existir allí problemas económicos, es un punto muy importante para verse vulnerado por la crisis. Muchas empresas por la necesidad de recortar gastos que tienen, hacen ajustes donde no debiesen hacerlos, ya que ello significaría estar poniendo en la cuerda floja a la seguridad y salud laboral de los empleados del lugar.

Quien también habló con motivo al Día Mundial de la Seguridad y Salud Laboral, fue el director general de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), Juan Somavia, y en relación a lo antedicho ha manifestado que el trabajo en condiciones inseguras es una «tragedia humana» y avisó de que la actual crisis podría conllevar un aumento de la siniestralidad laboral, si se hace caso omiso a lo que se dispone.

Por último, quiero mencionar que la reducción del gasto público también compromete la capacidad de los inspectores del trabajo y de otros servicios de seguridad y salud en el trabajo. Si las condiciones precarias de trabajo aumentan, traera consigo aumentos de riesgo de accidentes y enfermedades. Por ello, atención a cómo afecta la crisis en estos aspectos de salud laboral.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...