Ejercicios para las malas posturas en la oficina

posturas en oficina

La mejor postura para permanecer en la oficina.

Un trabajo de oficina resulta muy cómodo si se compara con otras profesiones como la de bombero, albañil o electricista. Apenas existe riesgo físico y las condiciones climatológicas son óptimas para el buen funcionamiento del trabajador. Pero estar sentado en una silla durante muchas horas y frente al ordenador puede ocasionarnos molestias leves. Éstas pueden ser de tipo ocular y lumbar, en la mayoría de los casos. Se trata de molestias que no se manifiestan de repente, sino que se adquieren a lo largo del tiempo.

Una tendencia a la hora de estar sentado en una silla durante horas realizando una actividad, es la de adquirir una mala postura, sobre todo para la espalda. En estos casos, deberemos asegurarnos de tener en posesión una buena silla, con respaldo regulable y reposa brazos, así como fijarnos en nuestra espalda y cuello, intentando mantener la verticalidad, algo no muy severo.

Fijarse en estos pequeños aspectos y la realización de estos mini-ejercicios físicos para liberarse de las tensiones, puede ser una solución además de servir de preventivo.

  1. Párese bien derecho, luego levante y baje la cabeza de modo que logre estirar bien el cuello. Gírela lentamente hacia la derecha y luego hacia la izquierda. Baje la cabeza y vuelva a realizar este ejercicio.
  2. Rote lentamente la cabeza hacia la derecha, y luego hacia la izquierda.
  3. Tire los hombros hacia atrás, todo lo que pueda. Levante su hombro izquierdo y luego relájelo llevándolo lentamente hacia abajo. Luego, haga lo mismo con el hombro derecho.
  4. Realice con su brazo derecho un lento movimiento circular, completo, para relajar el hombro. Haga lo mismo con el brazo izquierdo.
  5. Pase el brazo derecho sobre su hombro derecho y trate de tocar con la palma de la mano su hombro izquierdo. Hágalo ahora con su mano izquierda.

Otra de las dolencias pueden ser las ocasionadas en la vista. La vista cansada es el problema más común para estos casos. Lo recomendable es intentar no fijar la vista durante demasiado tiempo e intentar alternar la observación detallada con la vista en profundidad. Para conseguir relajarse y no llegar a cansar sus ojos puede seguir estos ejercicios.

  1. Frote sus manos hasta que sienta calor en las palmas. Cierre los ojos y cúbralos con las palmas de las manos. Sin presionar los ojos, cúbralos con las palmas de las manos de forma que quede la nariz libre y procurando que no entre luz entre los dedos. Imagine una oscuridad profunda y enfoca esa oscuridad. Respire lenta y profundamente. Mantenga el enfoque en esa oscuridad durante un rato.
  2. Cierre sus ojos fuertemente durante 3 ó 5 segundos. Ábralos bien durante otros 3 ó 5 segundos. Repítalo.
  3. Cierre los ojos y deles un masaje muy suave con las yemas de los dedos durante 2 ó 3 segundos. Presione muy suavemente con tres dedos de cada mano sobre los párpados superiores. Repite este ejercicio.
  4. Mueva circularmente sus ojos en el sentido de las agujas del reloj algunas veces. Luego en sentido anti-horario otras tantas veces. Parpadee unas cuantas veces entre uno y otro ejercicio.
  5. Enfoque sobre algo cercano y algo lejano, por ejemplo un post-it que tenga colocado en el monitor del ordenador y el espacio que quede a su alrededor, el punto más lejano al que pueda alcanzar con la vista.

De esta forma, y siguiendo alguno de estos ejercicios, puede conseguir optimizar su rendimiento en el trabajo, sin necesidad de acumular dolencia o sentirse fatigado. Otra opción mientras se mantiene uno tantas horas delante del ordenador es beber agua constantemente, de ese modo, tendremos que acudir en varias ocasiones al baño; estirar las piernas también será recomendable para la buena circulación del cuerpo y la desconexión momentánea.

FOTO: Yandle

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...