Dinámicas para estrés laboral

Las dinámicas laborales se resienten con el estrés en el trabajo

Todos responden de manera diferente a las situaciones de crisis en la familia, la empresa o el mundo. Estos eventos pueden causar cambios en el miedo, la ansiedad, el pánico y en las dinámicas laborales, familiares y sociales.

Es importante comprender cómo estos eventos estresantes pueden afectarte a ti, tus compañeros de trabajo y el entorno laboral en general, con el fin de ayudarte a hacer frente a los tiempos de crisis.

Durante una situación de agitación, incertidumbre y de crisis, es perfectamente natural que te sientas:

  • Abrumado / en choque emocional
  • Ansioso
  • Preocupado
  • Confundido
  • Indefenso e impotente
  • Con pérdida de: control, confianza y objetivo

Las reacciones de la gente en shock emocional varían dependiendo de nuestro bagaje cultural y nuestra experiencia. En los momentos de gran emoción, la mayoría de nosotros recurrimos a nuestros más profundas valores culturales o étnicos en busca de consuelo y apoyo.

Las mismas pueden variar desde las personas que sienten la necesidad de tratar de tomar el control de la situación, los que actuarán en retirada o enojados, a los que están en la aceptación total de la situación.

Dado que la respuesta de todo el mundo a una crisis variará en gran medida y será muy personal, es importante que los compañeros de trabajo sean pacientes, de mente abierta y compasivos con sus colegas durante estos tiempos de estrés.

El impacto del estrés en la dinámica de trabajo

Una situación de estrés también causa una variedad de reacciones de comportamiento hacia el exterior. Por ejemplo, si la respuesta de una persona a la situación de crisis es la ira, él o ella puede comportarse con gritos o usar lenguaje inapropiado.


Algunos expertos sugieren que en momentos de estrés, las personas pueden volver a las formas menos sofisticadas o menos efectivas de lidiar con su trabajo, sus colegas, supervisores e incluso clientes. Alternativamente, una situación de crisis puede sacar lo mejor de nosotros, con los colegas que comparten un sentido renovado de la cercanía o el trabajo en equipo.

La respuesta al estrés de una situación de crisis puede provocar cambios en la dinámica de trabajo o el balance, incluyendo un aumento de los conflictos interpersonales entre miembros del grupo de trabajo.

Un desglose de las comunicaciones de los trabajadores o la dinámica de grupo puede mejorar o puede sufrir, dependiendo de la dinámica de grupo y la respuesta individual de cada miembro a la situación de crisis.

También puede ocurrir que se produzca el distanciamiento social para evitar la interacción con un miembro muy estresado que por sí mismo se aleja para no afectar al grupo o que es excluido por su comportamiento negativo.

Así, mientras que muchos de nosotros necesitamos un cierto nivel de estrés para lograr el máximo rendimiento, el exceso de estrés puede pasar factura, generar creciente, ansiedad, depresión, enfermedades como el insomnio, la hipertensión, y con frecuencia el riesgo de agotamiento por el trabajo.

Hay muchos factores que contribuyen al estrés de los empleados que tanto las organizaciones como los trabajadores pueden ayudar a controlar:

  • La reducción de personal o la reorganización y un entorno laboral inestable.
  • Las grandes cargas de trabajo, las demandas de alto rendimiento y las largas jornadas de trabajo.
  • La tecnología de hiper conexión como el e-mail, teléfonos celulares, y otros dispositivos como Blackberry que producen que se trabaje a todas horas y en cualquier lugar.

Fotografía:  Victor1558 en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...