Cómo sobrevivir a un nuevo empleo

Un nuevo puesto de trabajo puede generar mucho estrés pero teniendo en cuenta estas cuatro pautas podrás pasar el primer mes y quedar conforme con lo conseguido.

Un nuevo puesto de trabajo exige adaptarse

Todo nuevo empleo exige adaptación rápida. A nuevas personas, eventos, horarios, formas de trabajar, herramientas de trabajo y escenarios que el nuevo empleado deberá dominar en el menor tiempo posible para poder desenvolverse adecuadamente y destacarse.

Hemos hablado de algunas pautas necesarias para encajar en un nuevo equipo de trabajo, para no ser rechazado y, por el contrario, facilitar la integración en un grupo consolidado.

Existen algunas pautas básicas para quienes ingresan en un grupo de trabajo y quieren recorrer, desde el primer día, un buen camino laboral, aquí las simplificaremos en 4:


  • Radiografía del jefe

Dado que gran parte de los empleados no tienen o no han tenido una buena relación con su jefe directo, es necesario conocer su perfil cuanto antes.

De hecho, según una encuesta realizada por la consultora Dale Carnegie vía Internet, 5 de cada 10 empleados no tiene o no ha tenido una relación favorable con su jefe. Es más, han respondido que no lo soportaban.

Si bien cada caso puede ser diferente, indagar sobre el perfil del jefe antes de tener encontronazos de personalidad es la clave para aprender a reaccionar ante sus presiones y conocer cuáles son sus prioridades.

  • Rumbo profesional

Ricardo Farías, autor del libro «Consejos para que tengas éxito en tu trabajo» recomienda al recién incorporado conocer cuáles son los resultados que se han obtenido en el puesto que ocupas desde hace poco. Además, saber cuáles son las cualidades que tenía el empleado anterior, en este puesto y por qué se le valoraba.

Es importante indagar acerca de los alcances y límites de tu puesto de trabajo para saber de antemano qué tareas te corresponden y cuáles no; de manera de lograr la máxima eficacia sin intentar ser un empleado multi función, desperdiciando mucha energía.

  • Concéntrate en lo laboral

Todo empleado nuevo tiende a querer agradar a sus compañeros, entablar lazos y dedica demasiado tiempo a los aspectos sociales. Es importante tener en cuenta que para develar cuestiones personales y privadas habra tiempo y, más adelante, mayor confianza.

Antes que abrirse plenamente al grupo entero, conviene dedicarse a conocer a cada individuo y sus reacciones. Así se puede tener un panorama a futuro de con quién podrás contar, a quién confiar tales o cuales aspectos de tu vida y quienes son sólo compañeros de trabajo.

  • Impulsos controlados

Muy frecuentemente, el primer mes de trabajo es de gran estrés para el recién incorporado: muchas cosas por aprender, esfuerzos por agradar y destacarse y personas, asuntos y lugares que conocer rápidamente.

El nuevo debe adaptarse rápidamente a una nueva empresa y formas de trabajar y es común que se cometan algunos errores o que se rinda menos de lo esperado.

Así, el primer mes es importante conservar la calma y tenerse un poco de paciencia para entrenarse en observar al entorno, aprender las actividades del puesto y, en base a la repetición, alcanzar el mejor desempeño posible.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...