Cómo prevenir la pérdida de audición en el trabajo

La pérdida de audición por las condiciones de trabajo es una enfermedad profesional de las más padecidas por los trabajadores europeos. Los daños al oído por la exposición a ruidos no pueden revertirse. Por ello, la prevención es la única forma de evitar esta enfermedad profesional. Veamos algunas de las formas de prevención.

Cómo prevenir la pérdida de audición en el trabajo

Cómo prevenir la pérdida de audición en el trabajo

En estos últimos post hemos hablado de las enfermedades profesionales en general y, a su vez, nos hemos concentrado en la enfermedad de la pérdida de audición por las condiciones de trabajo. Una enfermedad profesional que es una de las más padecidas por los trabajadores europeos, y españoles principalmente.

Es considerada por especialistas como la enfermedad profesional irreversible más prevalente, ya que el daño producido al oído por la exposición al ruido no puede revertirse.

Con este panorama, nos damos cuenta que la prevención es la única forma de evitar esta enfermedad profesional. Las empresas y los trabajadores deben ser concientes de esta afirmación y adecuar sus funciones en virtud de no dañar, con las actividades laborales, la salud de las personas. Las empresas deberán proveer e informar de todo lo necesario. Y los trabajadores deberán acatar dichas normas y cuidados.

Ahora muchos se preguntarán cómo prevenir la pérdida de audición en el trabajo, y yo les sugiero leer lo siguiente.


La forma más segura de proteger los oídos es usando protectores cuando se encuentren trabajando alrededor de ruidos fuertes. Para ello, tanto tapones como auriculares servirán para prevenir el ruido.

Estos protectores auditivos son equipos de protección individual que están realizados para atenuar el sonido, reduciendo, de esta manera, los efectos del ruido en la audición y evitando un daño en el oído. Podríamos decir que la función principal de estos accesorios consiste en obstaculizar la trayectoria del ruido desde la fuente hasta el canal auditivo.

Desarrollemos ahora, de forma general, dos principales formas de protección de oídos: Orejeras y Tapones.

  • Orejeras: La forma en la que están hechas permite encerrar por completo el pabellón auditivo externo y se aplica herméticamente a la cabeza por medio de una almohadilla de espuma plástica o rellena de líquido. Casi todas las orejeras tienen un revestimiento interior que absorbe el sonido transmitido a través del armazón diseñado para mejorar la atenuación por encima de aproximadamente 2.000 Hz. Pueden ponerse de diversas maneras.
Protectores de oídos

Protectores de oídos

  • Tapones: Los tapones para los oídos se llevan en el canal auditivo externo. En el mercado existen diversos modelos e incluso pueden hacerse a medida de los oídos de los trabajadores.

Lo que hay que tener en cuenta

Lo fundamental en la elección del accesorio que protegerá a los trabajadores de la pérdida de audición es la idoneidad del  protector para el ruido ambiental en el que debe utilizarse, con el fin de que el riesgo de pérdida auditiva inducida por el ruido sea mínimo (el decreto 286/2006 contiene las medidas de protección de los trabajadores  contra los riesgos profesionales debidos al ruido en el lugar de trabajo).

También ha de tenerse en cuenta que la protección no sea excesiva, que el trabajador este cómodo y de la limpieza y cuidados de estos protectores.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...