Cómo pedir la reducción de jornada laboral

La jornada reducida tiene un procedimiento que es necesario cumplir paso a paso para la correcta implementación y uso del derecho. Conoce lo que marca la Ley.

La reducción de la jornada laboral debe solicitarse por escrito

El beneficio de la reducción de jornada es accesible tanto para hombres como para mujeres con menores o mayores que necesitan asistencia a cargo; hemos hablado de su reglamentación, de los mitos y verdades de la misma y es momento de hacer hincapié en la solicitud de la misma.

Toda vez que un trabajador necesita acogerse a una reducción de jornada de la cantidad de horas que sea y por cualquiera de las razones previstas en la Ley necesita comunicarlo a la empresa de manera fehaciente, por escrito.

Para esta tarea deberá suscribir un documento que deberá entregar al departamento de recursos humanos y, en el mismo, deberá identificarse así como detallar la fecha en que desea iniciar la reducción de la jornada laboral, la cantidad de horas que reducirá de su jornada y el horario en que cumplirá las tareas.


En el mismo comunicado el empleado que solicita la reducción de la jornada debe dar aviso a la empresa de que, si en un plazo determinado no contesta a la misma, esta será tenida como aceptada de manera expresa y el pedido de reducción entrará en vigencia en el momento indicado en la misma.

Es por esta razón que se recomienda enviar el escrito a través de burofax para que tenga carácter de prueba frente a terceros, ante el caso de que la empresa niegue la reducción de jornada.

En los casos típicos, una vez enviada la petición, la compañía contacta al empleado y, generalmente, accede pero para sellar un acuerdo no basta una aceptación verbal sino que es necesario que la empresa emita un comunicado a firmar por las dos partes y con copia para ambos.

En caso de negativa de la empresa a la hora de aceptar los nuevos horarios del trabajador, las discrepancias pueden resolverse, previa demanda, por medio de la jurisdicción competente y, tal como indica la Ley, este asunto tendría tratamiento urgente y preferente para una rápida resolución.

Es importante destacar que una reducción voluntaria de la jornada laboral no implica la modificación del contrato laboral aunque, de hecho, el empleado trabaja menos horas de las habituales, el vínculo contractual se mantiene por lo que el trabajador no ha de firmar un nuevo contrato de media jornada.

  • Seguridad ante los despidos

Los trabajadores que solicitan la reducción de jornada son protegidos por la Ley ante posibles despidos sin importar cuál sea el motivo del mismo, por lo que la empresa contratante que decida rescindir la relación contractual, podrá ser recurrida por el empleado con amparo de la Ley ya que esa decisión vulnera sus derechos fundamentales.

En estos casos un Juez en lo Social anula el despido y obliga a la empresa a reincorporar al trabajador de forma inmediata.

Fotografía: Edur8 en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...