Trabajar en una gestoría

Un sector muy variado en el que los profesionales del derecho, la economía y la gestión empresarial son los más demandados. No obstante, comerciales y administrativos también encontrarán oportundidades en este tipo de empresas.

Una ayuda externa para empresas y particulares

El diccionario de la Real Academia Española de la lengua (RAE) define gestoría como «oficina del gestor», y al gestor como aquel «que gestiona» o que «participa de la administración de una empresa». Para facilitarnos un poco más la tarea, nos ofrece las definiciones de gestor administrativo («persona que se dedica profesionalmente a promover y activar en las oficinas públicas asuntos particulares o de sociedades«) y de gestor de negocios («persona que sin tener mandato para ello, cuida bienes, negocios o intereses ajenos, en pro de aquel a quien pertenecen»). Mentiríamos si dijéramos que ha quedado clarísimo. Más bien al contrario.

Así que empecemos por el principio: ¿qué es una gestoría? Aunque inmensamente amplia, la definición de la RAE es cierta. No deja de ser el lugar donde trabajan aquellos que gestionan. ¿Qué gestionan? Pues aquello de lo que determinadas empresas o particulares no pueden hacerse cargo, ya sea por falta de recursos, de conocimientos, de tiempo o de un poco de todo ello. Existen ciertas cuestiones en las que es frecuente necesitar ayuda externa, y son aquellas que se han materializado en los tipos de gestoría más extendidos. Te enumeramos cuáles son y te explicamos qué perfil profesional encaja en ellas.


Gestoría laboral: Gestionan desde lo más básico, como las nóminas y los seguros, hasta cuestiones más complejas como despidos o ERE‘s. No obstante, no son una ETT ni una empresa de RRHH, por lo que su labor suele ir encaminada a la vertiente administrativa y legal del capital humano. Asesoran a trabajadores, realizan auditorías, tratan cuestiones de extranjería y pueden incluso negociar salarios con los sindicatos. Profesionales idóneos: licenciados en Derecho, Económicas, Empresariales o Graduado Social. También administrativos y sociólogos.

Gestoría administrativa: Son las más comunes y numerosas en España, y básicamente se encargan de todo el papeleo y documentación relacionada con la Administración Pública y de la gestión de impuestos. Su abanico de clientes es tan amplio como su ámbito de actuación. Profesionales idóneos: licenciados en Derecho, Económicas, Empresariales, Políticas o similares. Más información útil en la web del Colegio Oficial de Gestores Administrativos de Granada, Jaén y Almería.

Gestoría Fiscal: De naturaleza similar a la anterior, pero especializada en el análisis contable y la planificación fiscal para lograr la máxima rentabilidad de una empresa: su creación, contabilidad de sociedades y cooperativas, impuestos… Profesionales idóneos: economistas, licenciados en derecho y expertos contables.

Gestoría inmobiliaria: Ejerce de intermediaria en la compraventa y el alquiler de inmuebles y ofrece asesoramiento en inversiones y financiación inmobiliaria. También elabora informes y dictámenes relacionados con el tema. Aunque expertos en derecho se encargarán de las cuestiones más complejas, el trabajo de comercial (agente inmobiliario) no falta en una gestoría inmobiliaria. También se ofrecen muchos cursos online, a través de empresas tipo CCC, que dicen facilitar la labor de conseguir un empleo en ellas.

Como ves, se trata de un sector muy amplio con oportunidades para todo tipo de perfiles profesionales, de los más a los menos cualificados. Te recordamos, además, que en todos estos empleos se necesitan profesionales del mundo administrativo y contable, por norma general titulados en FP. ¡Mucha suerte!

Foto: Dimitri N. en Flickr.com.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 1
Loading ... Loading ...