Trabajar en el crucero Independence of the Seas

En otras ocasiones ya hemos destacado el empleo en Royal Caribbean como una buena oportunidad de trabajo en cruceros. Hoy hablamos de un barco de la Clase Freedom, conformada por tres de los cruceros más grandes del mundo. Se trata del Independence of the Seas.

Independence of the Seas en el puerto de Oslo, Noruega

En otras ocasiones ya hemos destacado el empleo en Royal Caribbean como una buena oportunidad de trabajo en cruceros. Además de contaros cómo formar parte de esta gran familia, para lo cual os recordamos que tenéis que dirigiros a la web de empleo de la compañía, os hemos presentado algunos de sus cruceros de mayor envergadura. Dos de ellos, el Freedom of the Seas y el Oasis of the Seas, conforman junto al que hoy nos ocupa un trío de navíos de los más grandes del mundo en materia de cruceros. Son ciudades del ocio que navegan por mares y océanos, y en ellas no existe límite a la ambición. Hoy hablamos, como decimos, de la tercera pata de la Clase Freedom: el Independence of the Seas.

¿Cómo describir este crucero? Prepararos para una intensa e increíble enumeración: cuatro piscinas, spa, seis jacuzzis, gimnasio, biblioteca y salón de juegos. Simulador acuático de surf, parque acuático para niños, pared de escalada, pista de patinaje sobre hielo, minigolf, cancha de baloncesto y cuadrilátero de boxeo. Restaurantes temáticos, cafeterías, pizzerías, bares y discotecas. Teatro y espectáculos sobre hielo (gratuitos), casino y tiendas duty free. Ni el centro comercial más grande de tu ciudad, o de la capital de tu país, alberga una oferta de ocio semejante.

Con tanto servicio para el cliente, es obvio que a bordo del barco trabaja una plantilla de lo más numerosa. En este caso son 1.360 personas las que se ocupan solo de atender a quienes disfrutan de sus vacaciones. Pero a diferencia de lo que sucede con el Liberty of the Seas, buque de Royal Caribbean del que os hablamos hace poco, el Independence of the Seas no parte de puertos españoles, o al menos no lo hará en los próximos meses. Solo lo hará desde Southampton (Inglaterra) y Fort Lauderdale (Florida, EEUU) para cruceros por el Atlántico y el Caribe, respectivamente.

Eso significa que el dominio del español no será un plus tan importante como puede serlo para un crucero que parte de Barcelona, por ejemplo. La lengua de Shakespeare al dedillo toma el relevo en este caso, aunque este es un requisito indispensable para cualquier empleo relacionado con el sector turístico. Como ya hemos dicho otras veces, la plantilla de un crucero es multicultural e internacional, por lo que el candidato nunca sabe cual puede ser su barco de destino.

Si quieres conocer más detalles sobre el trabajo en Royal Caribbean, ya sabes que debes dirigirte a la web Royal Career at Sea. Más información imposible, pero toda en inglés.

Foto: Bernt Rostad en Flickr.com.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...