Motivación ‘Slow Down’

Cada trabajador tiene diferentes factores de motivación. Algunos conviven, mientrasque otros se intercalan a lo largo de la vida y de la carrera profesional. Una corriente de RRHH intenta sacar provecho de los diferentes factores para mantener motivado al personal y conseguir siempre los mejores resultados.

El espacio de trabajo: un lugar para mantener motivados a los trabajadores

Estar motivado es igual a la capacidad de lograr los objetivos y completar tareas rápidamente. Los líderes empresariales persiguen mejores resultados y la necesidad de motivación se trasladada a los empleados porque este estado en la plantilla ofrece a la larga mejores resultados.

En ese sentido, el Slow Down persigue la recuperación de la motivación en el trabajo y su mantenimiento en los máximos niveles, aunque, claro está, este objetivo no se logra con la facilidad que nos gustaría. ¿Has intentado hacer dieta? ¿Aprender un nuevo idioma? Es difícil, y muy probablemente vas a fracasar. Los entrenadores de motivación ayudan a proporcionar una mayor motivación y mejores resultados. Puede que funcione, pero lo que necesitas saber es que estar motivado también tiene que ver con la resistencia a lo negativo, como el fracaso.


Factores de motivación

La motivación es un fenómeno multidimensional. Está impulsada por la motivación interna, la extrínseca y aquella orientada al ego. También de determina por el nivel de optimismo y de pesimismo de la persona. A todo ello hay que añadir el conocimiento e incluso el apoyo, la influencia y la inspiración que ofrece el entorno (factores ambientales).

  • La motivación intrínseca positiva

La motivación intrínseca positiva está relacionada con la voluntad. «Yo quiero esto». Este es el factor principal por el que la gente tiene éxito y uno de los más importantes. ¿De verdad lo quieres? Muy bien, pero hay que tener en cuenta que existen más factores a considerar para determinar si tendrás éxito o no.

  • La motivación intrínseca negativa

Aquí es donde vas a hacer algo que en realidad no quieres, como cumplir órdenes o desarrollar labores poco gratificantes. No es divertido, pero conseguirás la satisfacción de un trabajo bien hecho y un paso más para lograr tus objetivos.

  • La motivación extrínseca positiva

Es la relacionada con los beneficios, un factor de motivación que es impulsado por un premio. Es bueno para el corto plazo, pero para el largo plazo tiene que ser la motivación intrínseca positivo quien de fuerzas para tirar adelante. De lo contrario, los resultados serán meramente espasmódicos.

  • La motivación extrínseca negativa

Si no hay un precio, no habrá castigo. Este es el factor miedo – motivación, que es impulsado ​​por el temor a perder el trabajo o ser castigados.

Consideradas ya todas las anteriores, ¿cuál será la motivación impulsada por el Ego?
Pues bien. Se supone que la motivación puede ser altruista, por lo que no necesariamente siempre estará impulsada por el ego. No obstante, algunos afirman que incluso un impulso altruista es producto del ego, que tiene como objetivo convertirse en una buena persona, un buen padre o un buen miembro de la sociedad. Sea como sea, hay una cosa clara sobre el ‘yo’: se refiere a la capacidad para establecer prioridades y al modo en que estas se establecen.

De este modo, el ‘factor ego’ se refiere a aquello que estás dispuesto a sacrificar para alcanzar tu meta. Trabajar hasta tarde y volver a casa a cenar frío es el resultado de un impulso del ego fuerte.

Fotografía: Rev Dan Catt en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...