Mejora tu oficina y aumenta la productividad

¿No te sientes cómodo en tu lugar de trabajo? ¿No sabes qué hacer para mejorarlo? Aquí tienes algunas pistas.

Nuestra productividad y eficacia en el trabajo depende de muchos factores. Algunos son imposibles de cambiar, como los compañeros o la motivación que nuestros superiores nos transmiten. Otros, en cambio, están al alcance de nuestra mano, como la mejora del lugar de trabajo.

Situa tu mesa cerca de una vetana, ¡y disfruta de las vistas!

-Espacio personal: Tener un espacio amplio en el que poder trabajar y almacenar documentos cómodamente es vital para ser productivo. Tener una mesa grande, estanterías y cajones no facilitará la organización y nos permitirá trabajar correctamente.
La luz, la reina de la casa: La luz natural es la mejor motivación para el personal. Colocar las mesas de trabajo en aquellos lugares donde la luz del sol entre sin obstáculos es la mejor forma de aprovecharla. Si, por desgracia, no se puede disfrutar de la luz natural o se tiene que trabajar de noche, prescinde de los fluorescentes y utiliza bombillas que emanen una luz más agradable.

Una oficina acogedora: las paredes blancas sin ningún tipo de ornamento y los muebles de ángulos rectos no son acogedores, incomodan. Llena la oficina de vida con plantas y además añádele color pintando alguna pared; verás como los resultados se notan al instante. Si además, sois pocos en la oficina puedes colocar alguna vela o ambientador.
Espacio libre de ruidos y máquinas: Separar aquellas personas que por su trabajo tienen que hablar mucho por teléfono de las que necesitan concentración para realizar su trabajo hará que tanto unas como otras aumenten su productividad de una forma impresionante. Además, coloca las impresoras, fotocopiadoras y demás maquinaria en una sala aparte, que su ruido no moleste a los trabajadores.
Mobiliario de calidad: Sillas cómodas, mesas espaciosas, estanterías fuertes… son un material imprescindible en la oficina. Son muchas las horas que los trabajadores se pasan en una misma postura; por ello, se trata de un gasto más que necesario, vital.
Música ambiente: este último punto depende del carácter y opinión de los trabajadores, de la misma forma que del tipo de trabajo que desempeñan. Muchas veces, tener un hilo musical que transmita tranquilidad y buenas vibraciones ayuda a crear un ambiente muy propicio para el trabajo.

Ya ves como, modificando algunos pequeños aspectos es muy fácil conseguir que nuestro lugar de trabajo pase de ser hostil a ser acogedor y confortable. A años vista, no dudes de que esta será la mejor inversión.

Foto: Pablo Matamoros a Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...