Mejora tu carrera profesional ¡compitiendo!

Si quieres avanzar en tu carrera profesional, una buena idea es usar la posibilidad de competir con colegas para impulsarte.

Hemos dado algunas ideas acerca de cómo conseguir un impulso extra para tu carrera profesional cuando la misma se encuentra estancada o te parece haber perdido el rumbo.

Entre estas posibilidades hemos analizado la forma en que un Couch puede ayudarte a impulsar tu carrera, siendo que éste no tiene por qué ser un profesional contratado para tal fin y que, en cambio, puede tratarse de un jefe, colega o amigo que sea capaz de ayudarnos a ver nuestras virtudes y defectos para trabajar sobre ellos y superar nuestros límites.

También hemos visto cómo enseñar puede ayudarte a mejorar tu carrera profesional, puesto que, al preparar tus conocimientos para transmitirlos, se vuelven más claros y profundos, además de que los alumnos pueden ayudarte a ver cosas que no veías o nunca te habías planteado. En este caso, también se obtiene una óptica diferente sobre tu profesión gracias a los estudiantes que te encuentres formando.

Pero existe otra forma de dar impulso a tu profesión y que puedes practicar en tu puesto de trabajo: la competencia.



Si tienes un espíritu competitivo, probablemente ésta sea la mejor fórmula para impulsar tu carrera pues un entorno de trabajo competitivo, desafíos y oponentes dignos, pueden facilitarte la tarea de empujar tus límites y superarte hasta alcanzar niveles que no creías posibles.

La competencia limpia y saludable en el lugar de trabajo te mantiene en la cima de tu juego, te ayuda a encontrar e identificar tus fortalezas y debilidades, y en última instancia puede conducir a una fuerte colaboración.

Por supuesto, no tienes que competir con toda la oficina, pero si tienes una relación de amistad con un compañero de trabajo que podría ser un buen «competidor«, puedes encontrar maneras para configurar competiciones amistosas que pueden ayudar a dar a ambos a obtener una ventaja extra y hasta darse un premio.

Cuando te encuentres buscando la forma de empujar tus límites y decidas emplear una de las técnicas que hemos brindado, recuerda que siempre debes tener en vista tu objetivo, pues si no sabes a dónde vas, puedes acabar en cualquier sitio.

Dirige tu carrera profesional en la dirección correcta y haz un plan medible para conocer cuándo has alcanzado tus objetivos.

Asimismo es necesario hacer un examen frecuente de tu dirección para poder identificar claramente los obstáculos que has superado, los que te quedan por superar, así como también las metas y las mejores oportunidades que se alinean con tu rumbo profesional.

Fotografía: erik ERXON en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...