Madrid quiere que todos los universitarios puedan ser maestros

El Presidente madrileño propone que cualquier titulado universitario pueda ejercer de maestro aunque no tenga titulación específica. También ha endurecido los requisitos para estudiar Magisterio en las universidades madrileñas.

¿Se imagina a un médico impartiendo clase de castellano? ¿O a un matemático como profesor de educación física? Parece difícil de creer, pero es una de las propuestas que el Presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, presentará al ministerio de Educación. La idea de González es que cualquier titulado universitario pueda ser maestro, acceder a las oposiciones a maestro aunque no tenga ningún tipo de formación en Magisterio, lo que en la práctica les permitirá ejercer como profesores.

Con medidas como esta, el Presidente madrileño quiere mejorar la calidad de los maestros de la Comunidad. Para ello, se reunió con los rectores de todas las universidades públicas y privadas madrileñas salvo la Complutense, al que González invitó a sumarse al acuerdo. Según González, que cualquier persona con una titulación universitaria se pueda presentar a las oposiciones a maestro y ejercer como tal repercutirá en una «educación de mejor calidad» y unos maestros que sean «cada día mejores».

Para que González pueda sacar su plan adelante necesitará que Educación colabore con él, algo que el propio Presidente de Madrid ha anunciado que exigirá al departamento encabezado por José Ignacio Wert. Otra de las ideas de Ignacio González pasa por la mejora de los planes de estudios y por la introducción de nuevas pruebas de selección a nivel estatal para todos los estudiantes que quieran acceder a la carrera de Magisterio, lo que, explica, servirá para garantizar «que los maestros tienen conocimientos suficientes».

De hecho, los jóvenes que este año quieran acceder a Magisterio empezarán a notar los cambios. Los rectores y González acordaron endurecer los requisitos de acceso, y si los alumnos no llegan al 5 en el examen de Lengua y Literatura Castellana de la selectividad no podrán acceder a la carrera a no ser que saquen un 9 en las Pruebas de Acceso (nota sobre 14, equivale a un 6’4 sobre 10). A principios de año, Catalunya introdujo condiciones similares, como sacar un 5 en todas las pruebas de lengua.

Esto para este año, pero a partir del curso 2015 se de otra vuelta de tuerca. Desaparece la nota de corte, y todos los jóvenes que quieran hacer Magisterio deberán superar una prueba específica de conocimientos sobre materias básicas como Lengua, Geografía o Matemáticas. La prueba la preparará una Comisión de Coordinación y Seguimiento que estará integrada por dos miembros de cada universidad y representantes de la Consejería de Educación.

Vía: El Mundo

Foto: *_Vero_*

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...