Enojarse en el empleo puede ser positivo

Cualquiera puede enfadarse, eso es algo muy sencillo. Pero enfadarse con la persona adecuada, en el grado exacto, en el momento oportuno, con el propósito justo y del modo correcto, eso, ciertamente, no resulta tan sencillo

Contrario a lo que podría suponerse, a veces dejar correr el carácter puede ser beneficioso en el ámbito laboral, ya que según un estudio realizado por la Escuela de Medicina de Harvard, enojarse en el trabajo no es tan malo como se presumía.

Demostrar el caracter en el empleo

Demostrar el caracter en el empleo

Esta investigación de muestra que aquellos trabajadores que expresan sus emociones en el ámbito laboral salen más beneficiados y hasta pueden conseguir un ascenso en su carrera.

Esto no resulta tan difícil de entender si se toma en cuenta que ocultar los sentimientos en el trabajo también podría ser un obstáculo para alcanzar la verdadera felicidad.

El carácter es importante, y generalmente se le asigna más habilidad de jefe a aquellos que saben decir que no y se mantienen firmes en su postura. Las personas sumisas que siempre acatan las indicaciones u órdenes sin quejarse, no presentan la capacidad para situarse en un puesto en el cual la determinación y el manejo de personal, son fundamentales para el desarrollo. Si bien pueden hacer muy bien su trabajo, este perfil es más propicio para puestos con subordinación.

Aunque, por otro lado, la furia descontrolada es destructiva. El extremo resulta fuertemente perjudicial, porque una cosa es saber mantener el carácter aún en las situaciones límites y otra muy diferente es perder el control y el centro. El principal consejo, en “saber enojarse” es conocer cuál es el límite y no sobrepasarse. Porque una vez que se atraviesa ese umbral será difícil remontar la situación. Ya que no se encuentra muy distante la agresividad ni la violencia verbal.


Es decir, enojarse está bien siempre y cuándo sea de la forma y los motivos indicados. Esta es una explicación que Aristóteles exprese de la mejor forma; “Cualquiera puede enfadarse, eso es algo muy sencillo. Pero enfadarse con la persona adecuada, en el grado exacto, en el momento oportuno, con el propósito justo y del modo correcto, eso, ciertamente, no resulta tan sencillo”.

Determinación y caracter

Determinación y caracter

Desde 1965 se estuvo haciendo un seguimiento a 824 hombres y mujeres, con lo que los científicos pudieron determinar que aquellos que reprimían su frustración tenían el triple de posibilidades de pensar que habían llegado al tope de sus carreras. Además, mostraban una desilusión con su vida personal ante la falta de realización a nivel personal. El éxito profesional ayuda a mantener la estima en un nivel que afecta positivamente la vida extra laboral del trabajador.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...