La importancia de la Comunicación Organizacional

¿Qué es exactamente La comunicación organizacional? Pues bien, se entiende por Comunicación Organizacional, según Carlos Fernández Collado –un especialista en el desarrollo de esta nueva especialidad y con una basta bibliografía al respecto- como: «Un conjunto de técnicas y actividades encaminadas a facilitar y agilizar el flujo de mensajes que se dan entre los miembros de la organización, entre la organización y su medio; o bien, influir en las opiniones, aptitudes y conductas de los públicos internos y externos de la organización, todo ello con el fin de que ésta última cumpla mejor y más rápido los objetivos».

La comunicación organizacional hasta hace algunos años era una especialidad incipiente y muy poco conocida dentro del ámbito académico de Latinoamérica, a pesar de que en países como España y México su estudio y aplicación era bastante conocido y requerido, en otros países era considerado como uno más de los tantos temas citados dentro de la carrera de Administración de Empresas.


Foto: HR Advantage

Hoy en día esta realidad ha cambiado considerablemente, a pesar de que son pocas las universidades que poseen una especialidad de Comunicación Organizacional como tal (o sus variantes como la Comunicación Corporativa o Comunicación Estratégica), son cada vez más las instituciones o empresas que requieren de los profesionales en esta materia, ya sea para integrarlos en Evaluaciones y Formulación de Proyectos, Estrategias de Marketing, Gestión institucional y Empresarial o en las renovadas Oficinas de Comunicación.

Aunque no se cuenta con datos precisos, se podría decir que en su mayoría los gerentes entienden que la comunicación es un factor importante en la organización, pero algunos ni siguiera la perciben como un factor estratégico de la gestión empresarial, pese a ello, la actividad del profesional de la comunicación organizacional va en aumento, cada vez son más las organizaciones públicas y privadas que requieren un profesional de éstas características.

Es necesario resaltar que la necesidad de profesionalizar a gerentes y comunicadores sociales en torno a la gestión de comunicación en ocasiones se hace sentir, mucho más si se tienen presente que importantes empresas cuentan con comunicadores y cada vez medianas empresas de producción y de servicios, entidades sociales y fundaciones entre otras, demandan este tipo de profesional, ya en calidad de practicante o de empleado. Definitivamente un estupendo síntoma que demuestra la importancia de la comunicación en todas sus variantes.



Pero, ¿Qué es exactamente la comunicación organizacional? Pues bien, se entiende por Comunicación Organizacional, según Carlos Fernández Collado –un especialista en el desarrollo de esta nueva especialidad y con una basta bibliografía al respecto- como: «Un conjunto de técnicas y actividades encaminadas a facilitar y agilizar el flujo de mensajes que se dan entre los miembros de la organización, entre la organización y su medio; o bien, influir en las opiniones, aptitudes y conductas de los públicos internos y externos de la organización, todo ello con el fin de que ésta última cumpla mejor y más rápido los objetivos«.


Foto: Al dia today

En otras palabras, el especialista en comunicación organizacional deberá gestionar y proyectar de manera integral los sistemas de comunicación e información de una empresa u organización; liderar cambios, establecer programas de cultura e identidad corporativa, diagnosticar y planear estratégicamente la comunicación según los diferentes públicos y entornos, todo ello con base en la investigación aplicada. Esta propuesta formativa plantea un enfoque heurístico, integral de la comunicación, en el que se asume ésta como un sistema que determina el comportamiento organizacional. Desde allí se entiende que las organizaciones no son entes funcionales ni pragmáticos que requieren únicamente optimizar la comunicación o solamente medirla con instrumentos, se piensa en la organización como constructo humano, con significados, hechos y eventos ambiguos que dan pie a un escenario comunicativo, que luego podrá ser interpretado obteniendo resultados tangibles y beneficiosos para la organización.

Esta visión trasciende a la mirada instrumental de antaño en la que se ha enmarcado, el quehacer de la comunicación organizacional: orientaciones funcionalistas sustentadas en las destrezas del comunicador. Por el contrario la nueva visión de la comunicación organizacional debe partir del supuesto de que las empresas son realidades en construcción, que permiten visiones integrales y posibilidades de intervenciones deliberadas y sistemáticas para adecuarlas a lo que pretenden ser. Se debe pensar en la Comunicación Organizacional como una estrategia integral que posibilita proyectar identificadores para propiciar una imagen coherente de la organización, relacionar sus necesidades e intereses con los de su personal, con los consumidores, con el contexto en el que actúa y con las necesidades sociales.

Actualmente es destacable el rol que tiene el comunicador organizacional dentro del ámbito público o privado. Todos podemos ser testigos que la comunicación esta presente en todas las actividades realizadas por una organización, ya sea con su publico objetivo (en el caso de las empresas sus clientes, en caso de las instituciones, sus usuarios), con sus trabajadores, con los aliados estratégicos, o muchas veces hasta con el mismo Estado. Es a partir de estas relaciones donde el comunicador organizacional cumple su principal función: el de diseñar estrategias claras para aumentar la productividad y eficiencia de la organización, así como el logro de sus objetivos a través de la comunicación.


Foto: Mercadeo

Estamos frente a un concepto de comunicación dinámico: la comunicación es una respuesta, una solución en el manejo de un tema de crisis; es una herramienta de gestión ante un problema de falta de cohesión de los trabajadores o es una perfecta guía ante el quebranto de la cultura organizacional dentro de una empresa; y la comunicación organizacional es la disciplina que se encarga de estudiar estas posibles situaciones y buscar una salida exitosa ante estos escenarios.

En los círculos académicos mundiales, la Comunicación Organizacional recibe, por lo menos, tanta atención como la Comunicación de Marketing o la Administración de Empresas. Hay, sin embargo, una diferencia significativa. En la práctica, la fragmentación de la comunicación Organizacional lleva a un enfoque distinto en diferentes disciplinas académicas. En las Universidades anglosajonas, se le concede mayor importancia a las Relaciones Públicas, a menudo en la forma de una asignatura o a la Comunicación Organizacional, como parte de un programa de ciencias sociales. A pesar de ello, de una forma u otra esta disciplina se encuentra presente dentro de las especialidades que desarrollan un enfoque humanístico integral, la cual servirá de base a futuros profesionales.

En definitiva, no se puede negar la importancia que ha tenido, tiene y seguirá teniendo la Comunicación Organizacional como herramienta de gestión y como repertorio de procesos involucrados en la transmisión de información dentro y fuera de una organización. Como carrera profesional, se abre paso como una especialidad atractiva dentro de la gama de oportunidades que brindan las universidades, a la vez exige mucho del estudiante al tener ese componente multidisciplinario que las carreras de nivel exigen hoy en día.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...