Cómo lograr la atención de un headhunter

Para los jóvenes profesionales que buscan un cambio de rumbo profesional, quedar bajo la mira de un cazador de talentos es, quizás, una de sus pocas oportunidades de lograr el cambio.

Un profesional en la mira de un Head Hunter

Si eres ejecutivo de una empresa o, incluso, si eres un profesional independiente que se encuentra en la búsqueda de un cambio de rumbo o de conocer qué otras ofertas podría depararle el mercado laboral, una buena forma de medir el mismo sin ponerse en evidencia y presentándose en entrevistas de trabajo que podrían poner en riesgo tu actual puesto o prestigio, es captar la atención de un Head Hunter.

Claro que para que un Head Hunter nos tenga en cuenta deberemos captar su atención, tarea que puede no ser fácil si acaso no logras destacarte fácilmente en la empresa donde te empleas y ni qué decir si acaso trabajas por cuenta propia.

Sin embargo, existen varios trucos para caer bajo la mira de un cazatalentos pero desde ya, lo primordial -y que se cae de maduro- es hacer bien el trabajo y mantener una buena reputación; para ello, esforzarse siempre por conseguir logros profesionales además de los empresariales y trabajar por la carrera propia casi por encima de los objetivos empresariales es una necesidad.


Es importante tener en cuenta que una de las fuentes en las que se nutre cualquier Head Hunter son las referencias profesionales, y de aquí se desprende el primer consejo: házte ver por tus colegas, mantente conectado con un grupo de profesionales, destaca tu buena labor, cualquier par tuyo podría ser un referente de un cazador de talentos y éste puede mencionarte cuando aquél solicite un profesional destacado.

“La mejor forma de que un headhunter te vea en persona, es que alguien te refiera. El 80 por ciento de la gente que veo llega referida por ejecutivos con mucho prestigio, o por conocidos”, afirma Edgar Medinaceli, socio local de Russell Reynolds.

Debes tener en cuenta que todos los ejecutivos exitosos tienen un Network en su comunidad de negocios y tu debes esforzarte por mantenerte en los círculos cercanos de estas personas que son muy tenidas en cuenta a la hora de buscar referencias; pues pocas son las veces que un Head Hunter presta atención a los currículums vitae que le envían por correo electrónico -tarea totalmente desaconsejada pues, muchas veces los correos electrónicos no pasan el filtro de sus asistentes-, razón por la cual sí se recomienda enviar un sobre por correo postal.

Si te preocupa que eres un joven profesional con poco o nula experiencia, debes tener en cuenta que, muchas veces, al cazador de talentos poco le importa esta experiencia, aunque sí hará hincapié en la formación y potencial del profesional que entrevista y espera poder presentar para una búsqueda.

Incluso cuando te encuentres conforme con tu actual puesto de trabajo, no debes rechazar el llamado de un Head Hunter o ponerte en contacto con ellos aunque sepas desde el primer momento que rechazarás la oferta que te haga, pues puede que unos años tu realidad cambie y tú necesites reaparecer en su agenda de objetivos.

En caso de que llegues a la fase de la entrevista personal con un cazatalentos, ten en cuenta que en la misma querrán saber cómo tus experiencias profesionales te han ayudado a formarte, cuáles han sido tus éxitos y fracasos y qué puedes hacer diferente en el nuevo proyecto.

En éste ítem los consultores destacan la importancia de admitir los errores, pues es de allí de donde se obtienen mejores aprendizajes y habla, además, de la humildad y capacidad de auto crítica, por sobre la no buscada soberbia profesional.

Quien acude a una reunión con un Head Hunter debe tener en claro el compromiso de confidencialidad existente y que si esconde información al selector no hará más que despertarle sospechas, socavando las posibilidades de ser uno de los finalistas para una búsqueda; de hecho, es preferible contar todo lo que quiere saber antes de que se entere por otra parte y eso despierte suspicacias.

La evaluación del potencial representa otro paso clave para estar en la mira y aquí, lo que más cuenta es la capacidad de aprendizaje del profesional, no sólo a futuro sino a lo largo de su vida profesional: cómo fue reaccionando a problemas y oportunidades a lo largo de su carrera.

Fuente: Apertura

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...