CC.OO pide incorporar a 45.000 docentes jóvenes al sistema educativo público

La Federación de Enseñanza de CC.OO ha pedido al Gobierno la incorporación de 45.000 profesores menores de 30 años en el sistema educativo público. La organización sindical ha elaborado un estudio en el que se refleja un envejecimiento del cuerpo docente, que en una década se reducirá en 150.000 efectivos por jubilaciones.

La Federación de Enseñanza de CC.OO ha establecido que son necesarios un total de 44.448 profesores menores de 30 años para frenar el envejecimiento del profesorado en sistema educativo español, según un informe presentado por la organización sindical este martes. La alta edad de los docentes españoles hace necesaria la contratación de casi 45.000 profesores jóvenes para mantener la calidad del sistema de enseñanza.

El documento elaborado por CC.OO reconoce “el gran valor” que aportan los docentes de mayor edad por su “experiencia acumulada”; pero también destaca la “sobrecarga de tareas docentes” y la falta de “formación continuada” de este colectivo. Estos factores hacen incrementar las dudas sobre la calidad actual del sistema de enseñanza y la futura calidad de la enseñanza y el aprendizaje en España, por lo que es importante incorporar un profesorado más joven.

En este sentido, desde CC.OO se recuerda que desde el curso 2005-2006 hasta el curso 2012-2013, el volumen de estudiantes matriculados en centros públicos ha aumentado en 800.000 alumnos, mientras se ha reducido el nombre de profesores para atender a un creciente número de jóvenes. Asimismo, las posibilidades de cursos de formación para adaptar los métodos de enseñanza a las nuevas tecnologías no han llegado a todos los profesionales.

De forma paralela, el sindicato explica que durante la próxima década “casi el 35%” de los profesores se jubilará, lo que supone un total de 147.000 profesores que actualmente está activos dejará de impartir clases por jubilarse. La falta de docentes por jubilación se sumará a las plazas que “se han amortizado” por los recortes y la falta de reposición del personal docente que actualmente está impuesto por ley.

La organización sindical argumenta que a estos factores es necesario sumarle las plazas suprimidas durante los últimos años a raíz de los recortes (que el sindicato establece en 46.492 plazas menos) y las que necesitarán ser creadas durante la próxima década por jubilaciones y aumento de la población estudiantil. El documento de CC.OO estima que, valorando todos los aspectos que afectan a la plantilla de profesores, será necesario reemplazar a 200.000 profesionales durante la próxima década; por lo que es necesario empezar a incorporar a docentes jóvenes en el sistema educativo.

La organización sindical ha criticado la falta de reposición de maestros y profesores, los recortes en materia de educación y en plantillas docentes, y la “búsqueda de soluciones inadecuadas” para explicar la situación actual del profesorado público español y de la calidad de la formación que reciben los jóvenes estudiantes.

Al respecto, CC.OO ha rechazado que en los centros se obliga a los docentes a impartir “materias ajenas a las áreas de competencia del profesorado, recogidas en el borrador de Real Decreto de Especialidades” así como la “sobrecarga de tareas administrativas”. Los responsables de enseñanza de CC.OO han insistido en que “el problema debe paliarse con la creación directa de empleo docente y mejorando las condiciones laborables como mecanismos para hacer más atractiva la profesión”.

Autonomías con profesorado envejecido

El texto recuerda que la OCDE ha recomendado mantener el equilibro en la edad media de los profesores para garantizar una cierta calidad de la enseñanza. La organización de los países más ricos dispone de una fórmula basada en dividir el número de docentes menores de 30 años entre los mayores de 50 años, debiendo dar como resultado recomendable una cifra inferior a 0,5 puntos. En el caso de España, actualmente el índice de equilibro es del 0,7; mostrando un cuerpo docente envejecido.

Desde CC.OO se ha argumentado que “para conseguir el equilibro deseado”, es necesario que el Estado incremente la plantilla docente del sistema educativo público, contratando a 44.448 nuevos profesionales menores de 30 años, “sin tener en cuenta los que están actualmente en activo”. De momento, los datos oficiales revelan una tendencia a tener una plantilla docente con edades avanzadas, lo que en 10 años podrá suponer una pérdida de 200.000 docentes.

El informe de la organización sindical CC.OO también analiza las comunidades donde el envejecimiento del profesorado de la enseñanza pública es más acentuado. Aplicando la fórmula de la OCDE a los datos oficiales separados por comunidades autónomas, el sindicato concluye que los cuerpos docentes con más presencia de profesionales mayores son Canarias, Extremadura, Ceuta, Asturias, Galicia y País Vasco.

En concreto, País Vasco tiene una tasa del 1,0, Asturias y Galicia del 0,9, Extremadura y Ceuta del 0,8 y Canarias del 0,4. En el lado opuesto se sitúan las autonomías de Navarra (0,34), Cataluña (0,26), La Rioja (0,25) y Madrid (0,24); en las que se cumple una proporción entre docentes menores de 30 años y docentes mayores de 50 años por debajo del límite recomendado por la OCDE, que es del 0,5.

Analizando los datos en profundidad, también se observa que en algunas comunidades hay un número considerable de profesores mayores de 65 años impartiendo clase en las aulas del sistema público. Galicia es la autonomía con más docentes mayores de 65 años, con un total de 387 profesores en activo; seguida de Madrid con 248 profesores y Andalucía con 235 docentes mayores de 65 años aún dando clases.

Imagen: starmanseries

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...