Canadá suprimirá el reparto de correo

La consolidación de la comunicación digital se ha cobrado una nueva víctima: los carteros canadienses. El Gobierno del país los jubilará en cinco años para garantizar la viabilidad del Servicio Postal del Canadá.

¿Recuerdan la última vez que mandaron un carta? Si hay una profesión que ha sufrido con especial crueldad la llegada de internet es la de cartero. El envío de cartas se ha reducido considerablemente debido a las comodidades que traen los e-mail, como la llegada inmediata a cualquier rincón del planeta; y el volumen de envíos postales se ha reducido drásticamente. En Canadá, la situación ha llegado al punto en que el Gobierno conservador del país acaba de anunciar la supresión del reparto del correo a domicilio y la jubilación de todos sus carteros.

La jubilación de los 8.000 carteros no se producirá de golpe, sino que se hará de forma progresiva durante los próximos cinco años. Cuando en 2018 o 2019 se hayan jubilado todos los carteros del país, el correo se repartirá en buzones comunitarios, una modalidad que, según el Servicio Postal canadiense, ya utiliza dos tercios de la población del país, especialmente los habitantes de zonas rurales.

El Servicio Postal de Canadá, creado en 1868 y con unos 68.000 trabajadores en nómina, justifica la supresión del reparto del correo a domicilio por las importantes pérdidas que ha registrado en los últimos años a causa del descenso de los envíos provocado, precisamente, por el auge de las comunicaciones digitales. El servicio de correos canadiense asegura que el mantenimiento del sistema actual haría peligrar su autosuficiencia financiera, lo que implicaría una carga importante para usuarios y contribuyentes.

Si nos fijamos en los resultados del Servicio Postal de Canadá entre enero y junio, nos encontramos con unas pérdidas de 243 millones de dólares canadienses, casi 167 millones de euros. En agosto, un estudio reveló que, si sigue la tendencia actual, el Servicio Postal tendría unas pérdidas anuales de 1.000 millones de dólares en 2020. Sin embargo, la entidad asegura que suprimiendo los carteros volverá a ser financieramente sostenible en 2019.

Como no podía ser de otra manera, el Sindicato de Trabajadores Postales de Canadá -el principal de los trabajadores de correos canadienses- no ha tardado en rechazar la medida anunciada por el Gobierno. Su presidente, Denis Lemelin, criticó que la eliminación del reparto a domicilio „no es la forma” en que debe cambiar el Servicio Postal, y aseguró que Canadá va camino a convertirse en el primer país occidental en el que sus ciudadanos no reciben el correo en sus propias casas.

Vía: ABC

Foto: Michael Francis

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...