¿Se puede educar con el mundial de fútbol?

Generalmente encontramos a los pensamientos divididos en dos grandes bandos. Por un lado, aquellos que consideran que las actividades, evaluaciones, métodos de estudio y temáticas a tratar deben mantenerse intactas, dejando al mundial de lado y haciendo como si nada sucediera. En el otro bando, en cambio, los pensamientos son totalmente opuestos, considerando que no se puede hacer la vista gorda ante semejante acontecimiento

¿Se puede educar con el mundial de fútbol?

El  mundial de futbol Sudáfrica 2010 se acerca y la educación no queda al margen de este evento de nivel mundial que capta la atención de millones y millones de personas. Durante el mes entero que dura la copa del mundo, los jóvenes y adolescentes se ven envueltos en ese mundo que tiene a la pelota como protagonista.

A partir de esto, muchas discusiones se han desarrollado en los diferentes países del mundo. Generalmente encontramos a los pensamientos divididos en dos grandes bandos. Por un lado, aquellos que consideran que las actividades, evaluaciones, métodos de estudio y temáticas a tratar deben mantenerse intactas, dejando al mundial de lado y haciendo como si nada sucediera.

En el otro bando, en cambio, los pensamientos son totalmente opuestos, considerando que no se puede hacer la vista gorda ante semejante acontecimiento y que incluso Sudáfrica 2010 puede ser una productiva forma de motivar a los alumnos a estudiar. ¿La forma? Relacionando cada una de las materias al evento deportivo.


Yo, personalmente me encuentro más cercana a la opinión de este último grupo, y las razones las expondré a continuación, sin embargo, antes me gustaría tratar otro tema, también muy hablado en los ámbitos de la educación.

Me refiero a si es conveniente o no que en las escuelas se transmitan los partidos de futbol de los seleccionados que representan a su país. Es decir, cuando juega España, que los colegios españoles les hagan ver el partido a sus alumnos, así como cuando juega Argentina, las escuelas de dicho país les transmitan los partidos a sus alumnos dentro de la institución, por solo citar dos ejemplos.

¿Qué hacer ese día? ¿Permitir que los alumnos falten sin computarizar la falta? ¿Transmitir los partidos? ¿No transmitir los partidos?

En Argentina, volviendo a tomar a este país como ejemplo, el Ministerio de Educación ha decidido que las escuelas deberán transmitir los partidos de su selección en las escuelas.

Personalmente me parece una excelente decisión. De no permitir eso, lo único que se lograría es que la mayoría de los alumnos no vayan a la escuela, en cambio, con esta decisiónno solo se pueden aprovechar las horas previas y posteriores al partido para realizar dinámicas vinculadas al hecho en cuestión y diferentes materias, sino que también es una manera de que los alumnos, profesores, etc., sociabilicen ante un interés en común.

En relación al por qué considero que la Copa del Mundo no se puede dejar pasar como si nada sucediera, mi pensamiento se basa en la realidad de que es un evento muy popular, el cual es muy difícil sacárselo de las cabezas, sobre todo a los jóvenes y adolescente. A partir de ello, porque no aprovechar este interés en el evento, para motivar a los alumnos al estudio. ¿Cuántas veces hemos hablado que una de las mejores formas de que los chicos aprendan es si están motivados? y en ese caso, que mejor motivación que algo que todos están esperando.

Por qué no aprovechar a enseñar matemáticas con los grupos del mundial, o ciencias sociales con la cultura sudafricana. El Mundial es un evento que no queda al margen ni del menos apasionado del futbol, convirtamos a la Copa Mundial en nuestra aliada para enseñar a los chicos, no hagamos de ella una razón para que los niños no quieran estudiar.

En los próximos días estaremos tratando algunas dinámicas específicas para tratar el tema. Estate atento!

Foto: Estadio de futbol por IsakAronsson e Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...