Mitos en la búsqueda de trabajo

La búsqueda laboral no es una tarea fácil, eso es algo que, todos aquellos que alguna vez tuvimos la necesidad de salir a la calle en busca de nuestro empleo, sabemos. Son muchas las cosas que debemos tener en cuenta, muchos recaudos que tomar, y muchos recursos que utilizar.
Sin embargo, dentro de toda esta gama de actividades que generalmente se realizan en busca de una más eficaz búsqueda laboral, hay muchos mitos que ponen en peligro nuestro objetivo. Algunos de ellos tienen que ver con nuestros Curriculum o cartas de presentación que utilizamos a la hora de conseguir ese tan ansiado trabajo, y otros con nuestra manera de comportarnos ante distintas situaciones.

En busca de una Entrevista Laboral

En busca de una Entrevista Laboral

La búsqueda laboral no es una tarea fácil, eso es algo que, todos aquellos que alguna vez tuvimos la necesidad de salir a la calle en busca de nuestro empleo, sabemos. Son muchas las cosas que debemos tener en cuenta, muchos recaudos que tomar, y muchos recursos que utilizar.

Sin embargo, dentro de toda esta gama de actividades que generalmente se realizan en busca de una más eficaz búsqueda laboral, hay muchos mitos que ponen en peligro nuestro objetivo. Algunos de ellos tienen que ver con nuestros Curriculum o cartas de presentación que utilizamos a la hora de conseguir ese tan ansiado trabajo, y otros con nuestra manera de comportarnos ante distintas situaciones.

Por ejemplo, uno de los mitos más comunes es creer que en nuestro currículum vitae, deberíamos hablar de lo excelente que somos en todo. Esto no es verdad, aquellos encargados del departamento de Recursos Humanos que realizan la búsqueda de personal para una empresa, seguramente no busquen una persona que sea excelente y capaz en todas las áreas de trabajo. Su búsqueda se orienta a tareas especificas. Si en nuestro Curriculum Vitae ponemos que somos buenos en todas las tareas, posiblemente no crean en el. Lo importante es que nuestra hoja de vida hable de lo sólido de nuestro desempeño en dos o tres áreas, aunque necesitemos más de un CV.

Al igual que se suele creer, que la gente que consigue trabajo es la que aplica a más empleos. Este si es un gran mito, de hecho, seguramente aquellas personas que han encontrado trabajo, no han sido quienes más Curriculum han enviado, sino los que han seguido el consejo anterior de crear enfoques dirigidos a empleos para los que estemos realmente preparados

La buena redacción de nuestro CV o carta de presentación, sabemos, es algo muy importante, de hecho lo hemos estado desarrollando en otros post. Pero también es importante saber que no es cierto que entre más información tenga nuestro currículum, será mejor. Eso también es un mito. Dos páginas es el limite absoluto que puede tener nuestro Curriculum, hay que saber tomar buenas decisiones a la hora de pones nuestros antecedentes. No es un buen consejo escribir muchísima infamación, en muchos casos, innecesarias. Los mejores currículum son concisos, directos y específicos. A la hora de describir tus fortalezas y talentos, menos es más.

Continuando con los mitos a la hora de redactar nuestra carta de presentación, normalmente se cree que en la misma se debe incluir el anuncio sobre el puesto que estamos intentando conseguir, para mostrar que se está calificado. Realizar eso no es un indicador de ser el apto para un determinado puesto de trabajo, al contrario, solo da muestra de que podemos leer y teclear. El consejo es abordar los elementos del anuncio en la carta de presentación, con ejemplos específicos de tu pasado.

Mitos en nuestros Curriculum

Mitos en nuestros Curriculum

Otro caso es el del mito que predica: “No se debe usar una sección de «resumen» en el currículum, es desperdicio de espacio.” A diferencia de lo que se cree, un resumen conciso, específico y adaptado a los requerimientos del puesto, es un elemento crucial en nuestro currículum. Con el podemos lograr mostrar nuestro criterio, habilidad de escritura y capacidad para determinar lo más destacado de nuestras experiencias

Todas esta serie de falsas verdades son las que conspiran en contra de nuestra búsqueda laboral. Debemos estar atentos, prestar mucha atención a las tareas que realizamos cuando buscamos nuestro empleo. Hacer caso a mitos como los que acabamos de desarrollar, posiblemente no nos ayudarán en nada, es más, seguramente retrocederemos en nuestra carrera por encontrar el empleo.

No son solamente mitos relacionados con la redacción de Curriculum o cartas de presentación los que existen. También solemos fallar en nuestra forma de comportarnos haciendo caso a falsas creencias.

Uno de los errores más grandes que podemos cometer es el de no respetar las indicaciones que figuran en los anuncios. Si el anuncio para un empleo dice, «no llamar», no es verdad que hay que llamar de todos modos para mostrar que estamos realmente interesados. Lo único que conseguiremos con eso, es que nuestro Curriculum vaya a parar dentro de un cajón.

Es verdad que cuando estamos en plena búsqueda laboral, solemos acudir a todo tipo de opciones para conseguir una entrevista. Hablamos con el amigo del amigo, de nuestro amigo, y eso no esta, para nada, mal. Sin embargo, no es buena idea la de pensar que una forma excelente de cultivar una red de contactos es establecer comunicación con personas que trabajen en las compañías de nuestra elección y pedirles que lleven nuestro currículum a RH.
La única cadena de contactos validas es la de tus propios amigos, o amigos de tus amigos, molestar al resto de las personas, más aún si no las conocemos, no es una idea que nos ayudará en nuestra búsqueda laboral.

Recibamos la llamada, aprovechemos la oportunidad

Recibamos la llamada, aprovechemos la oportunidad

Otro lugar común es creer que cuando recibimos una llamada de Recursos Humanos y nos preguntan el salario que queremos, debemos cotizarnos por debajo de las expectativas para conseguir la entrevista. Esto también es erróneo, no es bueno en absoluto, cuando nos piden un estimativo de lo que creemos que debemos ganar, debemos ser totalmente honestos para evitar futuros problemas. No sirve esperar a que pasen 3 o 4 entrevista para, recién ahí, pedir lo que realmente queremos, eso no hará más que traernos problemas.

Un error más grosero que este, es el de pensar que si recibimos una llamada de RH tenemos que decir que no es buen momento para hablar, ya que eso demostrará que estamos solicitados. Si es una realidad que por algún inconveniente no podemos hablar, cualquiera fuera la razón, es correcto pedir que nos posterguen la llamada. Pero si en cambio podemos hacerlo, hagámoslo, hablemos con ellos y aprovechemos nuestra oportunidad.

Por último, el mito que dice: “El mercado laboral mejorará esta primavera, es mejor esperar a que llegue ese momento. Esperar a que los niveles de desempleo disminuzcan para comenzar nuestra búsqueda es algo realmente peligroso. En primer lugar, porque nunca hay garantía de que las cosas mejoren, pero también porque a los jefes les costará entender la explicación de porque no hemos estado trabajando en nuestra búsqueda laboral durante ese periodo.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...