Mejora tu concentración en el trabajo

¿Tienes que presentar un informa urgente? ¿Te toca asistir a una presentación soporífera de un nuevo producto de la competencia? ¿Te han mandado descifrar un texto técnico que parece haber sido escrito en una lengua muerta?… Para poner en funcionamiento toda nuestra atención es necesario poner en funcionamiento algunas normas.

Uno de los clientes más importantes de la empresa acaba de mandar una propuesta de contrato comercial. Los términos son técnicos, la tipografía minúscula y cuesta trabajo concentrarte en entender lo que pone. Suena el teléfono, que coge un compañero en la mesa de enfrente. Acabas de perder la concentración, y es que en muchas ocasiones el ambiente de la oficina hace que perdamos bruscamente la concentración.

Una oficina ruidosa, la entrada y salida de personas a cada momento, el teléfono que suena constantemente y mucho trabajo pendiente… puede alterar la focalización de la persona. Y es que hay mañanas que uno no sabe por donde empezar la jornada laboral.

Lo primero que hay que hacer es eliminar, en la medida de lo posible, todas estas distracciones diarias. Por ejemplo, las llamadas telefónicas personales o aquellas que podamos prever que serán largas deben realizarse desde un lugar separado, esa sala de reuniones que se usa tan poco es ideal.

¿Eres de los que pueden hacer varias cosas a la vez? Es un poco complicado, pero hay personas capaces de dividir su capacidad de atención. Durante mucho tiempo, los investigadores de la psicología de la atención pensaban que si se hacían dos cosas a la vez la eficacia era menor que si se hacían por separado. No hace muchos años se descubrió que si una de las tareas está automatizada podemos dedicarnos a dos cosas.

Mobiliario de oficina por AF Steelcase en Wikimedia Commons

Por ejemplo, es posible escuchar música mientras escribimos un correo electrónico, con la condición de que no prestemos especial atención a la misma. Las canciones no van muy bien ya que escuchamos las palabras y pueden desconcentrarnos. La música clásica o la instrumental no suelen afectar a tareas poco complejas. De la misma manera, tomar notas mientras escuchamos a una persona sólo es posible si tenemos automatizada la escritura (pensad en los problemas que tienen los niños cuando están aprendiendo a escribir). Sin embargo, escribir un correo electrónico mientras escuchamos instrucciones de nuestro jefe suele ser complicado y es muy probable que una de las dos tareas no se desarrollo correctamente.

Incluso encerrado en una oficina perfectamente insonorizada e iluminada, puede resultar difícil concentrarse. La atención sufre también la influencia de nuestros propios pensamientos. Un estado emocional negativo, una ligera depresión o un cabreo puede ser nocivo. En otras palabras, la rumiación cognitiva impide la concentración. De la misma manera, un exceso de emociones positivas impide también la concentración. La solución consiste en aplazar los pensamientos en el tiempo, la última discusión con nuestra pareja es mejor dejarla para después de la jornada laboral. De la misma manera, las llamadas telefónicas también pueden esperar, salvo que se trate de una urgencia.

Para mejorar nuestra concentración, es importante saber movilizar nuestra atención rápidamente. Cuando nos sentamos en la oficina por la mañana, no podemos perder el tiempo en mirar que es lo que pasa y por donde empezamos a trabajar. La movilización de la atención puede trabajarse con algunos ejercicios simples. Podemos por ejemplo concentrarnos en un objeto que esté cerca de nosotros y fijarlo mentalmente hasta no tener conciencia de la existencia de otra cosa durante dos o tres minutos. Hay personas a las que les va mejor contar hacia atrás a partir de cien. Por ejemplo, restar en múltiplos del número que escojamos al azar…

No hay que olvidar bajo ningún concepto la importancia del estado físico en nuestra capacidad de concentración. Cuanto más cansados estamos nos resulta más difícil mantener la atención. Una alimentación equilibrada, no demasiado rica para no dormirnos, ni demasiado ligera para evitar una hipoglucemia es importante.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...