Mal empleo, salario bajo y dependencia familiar

Una reflexión sobre el por qué les cuesta a los jóvenes independizarse y siguen viviendo con sus padres. ¿Cuánto cobra una persona joven en su trabajo? ¿Cuál es el salario con el que las personas nos encontramos en el mundo laboral? ¿Para qué nos alcanza ese salario? ¿Qué podemos proyectar con el empleo actual, precario y mal pago?

Mal empleo, salario bajo y dependencia familiar

Mal empleo, salario bajo y dependencia familiar

Como suelo hacer todas las mañanas al levantarme, hoy me senté a ver los portales de diferentes diarios. Entre ellos suelo leer bastante los periódicos de España y de Argentina. Y en un diario de este último país he reparado. Se trataba de un artículo que me hizo y hace recordar a la situación de muchos amigos, y también a mí en algún momento, y quería compartir los pensamientos que me han surgido con ustedes.

¿Cuánto cobra una persona joven en su trabajo? ¿Cuál es el salario con el que las personas nos encontramos en el mundo laboral? ¿Para qué nos alcanza ese salario? ¿Qué podemos proyectar con el empleo actual, precario y mal pago?

Muchos de los jóvenes, entre los 20 y 30 años, se encuentran con un gran obstáculo para poder independizarse. La vida se resume en trabajar una importante cantidad de horas semanales, continuar, como se pueda, con los estudios y, cuando se puede hacer un ratito, encontrarse con los amigos. Pero ¿Qué ganamos con esto? ¿Tanto esfuerzo se reditúa en algún lado? ¿Se puede ir a vivir solo con lo se gana?


Yo me pregunto, y en rechazo a lo que mucha gente más adulta dice ¿A los jóvenes les gusta seguir viviendo con sus padres, o, en realidad, es que con el mínimo salario que gana no pueden independizarse?

Lamentablemente he escuchado a mucha gente mayor quejarse de la juventud de estos días, decir que “ahora son todos vagos”, “yo a la edad de ustedes ya me había mudado solo”, y muchas frases más. No sé lo que opinan ustedes, pero yo me encuentro en una situación que, por diplomacia, solo puedo decir que no estoy de acuerdo.

El sueño de la independencia

El sueño de la independencia

¿Acaso los jóvenes no pelean día a día, con tantas dificultades que los “tiempos modernos” le pone adelante? ¿Acaso os gusta tener 25 años y vivir con vuestros padres? Quizás a muchos jóvenes sí les guste seguir conviviendo con sus padres, pero creo que la gran mayoría no opina así. Y si sigue viviendo bajo el mismo techo que su familia, es porque no tiene otra posibilidad. La situación no da opciones. El sueldo que se gana en la mayoría de los empleos, no da margen a poder  enfrentar a una renta.

No dan los números señores. Si uno es “mileurista” en Europa, o un sobreviviente en Argentina con 1500 pesos mensuales, ¿Cómo puede independizarse? Los empleos precarios, la necesidad de las personas, los salarios mínimos y la ausencia de los estados, entre algunas cosas, hacen imposible que se pueda crecer cómo se quiere, como realmente se desea, y por lo que tanto se lucha a diario.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...