Los contratos a tiempo parcial

El contrato a tiempo parcial nunca ha tentido el éxito que sus promotores pensaron que iba a tener. La idea que según los empresaro subyace es la de que no funciona por no poder realizar horas extras, con lo que prefieren a alguien que si sea «más moldeable». Dejar que existan las horas extrs en este tipo de contratos no es la solución a la crisis actual.

Obtener un salario digno en contrataos a tiempo parcial

Obtener un salario digno en contrataos a tiempo parcial

Desde 1997 en España se ha introducido y fomentado la figura de un tipo de contrato de trabajo que es el «contrato a tiempo parcial«. No obstante su figura no ha calado en la ciudadanía y no ha conseguido alcanzar las cotas esperadas por los diferentes gobiernos que lo han fomentado.

¿Por qué el empeño de los gobiernos en que este tipo de contrato funcione? Sencillamente es una cuestión de números.  Toda persona desempleada que pase a trabajar aunque sea una hora al día, deja de estar en las listas del paro. Por lo tanto es apetecible que se fomente este tipo de contrato porque para el empresario le supone una serie de beneficios y para los gobiernos les permite maquillar los datos macroeconómicos.

Porque, ¿realmente alguien se cree que una familia puda sobrevivir en los tiempos en los que estamos se puede sobrevivir con la remuneración de un contrato a tiempo parcial?

Básicamente una persona debería de al menos trabajar en dos contrato a tiempo parcial para juntar una remuneración que le permitiese cubrir sus necesidades.

Es una forma de perpetuar la temporalidad y la precariedad del mercado laboral.

No obstante los gobiernos había promovido una medida muy adecuada, y era la de que quien realice este tipo de contrato no puede realizar horas extras. Lógicamente esto es un freno para la actividad empresarial, pero es una salvaguarda  para el empleado que podría optar por ejemplo a tener dos contrataos a tiempo parcial en dos empresas distintas a la vez que le ayudasen a obtener un sueldo mensual adecuado.

Pero la situación de crisis es tan aguda que el gobierno se está planteando la idea de que si se puedan hacer ahora horas extras ligadas a este tipo de contratos.

A mi mdo de ver es un craso error que perjudica muy seriamente a los trabajadores.

Imaginaros que sois empresarios y tenéis a una persona a contrato parcial y le pedís que se quede todos los dias dos horas más considerándolas extras y retibuyéndolas como tal. Os supondría un coste por hora extra superior al de las horas de jornada, pero siempre más barato que contratar a otro empleado, o que convertir a este empleado en jornada completa. Si el empleado se niega, está claro que aparecen 50 ese mismo día que lo aceptarían, con lo cual, si realmente necesitas esas horas extras , deberás de prescindir de los servicios del trabajo que tienes en plantilla y contrata a otro que si las quiera hacer.

El empleado que posees ahora ante el miedo a perder el trabajo aceptará pero esto le afectará directamente a la posibilidad de realizar otro contrato a tiempo parcial para otra empresa, con lo que lo de la obtención de un sueldo digno desaparece.

La patronal CEOE está de acuerdo, ¿cómo no? pero los sindicatos mayoritarios (aunque parezca mentira) están en contra.

La presión del jefe para hacer esas horas extras hoy es clara, ya que posee todo el poder de negociación el empresario. Pero imaginaros que tenéis dos contratos a tiempo parcial de 4 horas cada uno. Conservar los puestos implicaría a lo mejor hacer jornadas de 4+2 horas en cada puesto. Con lo que sobran palabras para describir como estaría este empleado.

No creo que el aumentar nuestra productividad pase por este tipo de medidas sinceramente.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...