Las empresas familiares y la clave de su éxito

Tener un negocio con un padre, hermano o cuñados se puede volver impredecible si no se tiene el profesionalismo suficiente para manejar los asuntos comerciales con cálculo y frialdad, apartando las pasiones que puedan generarse por discusiones personales o diferencias atribuibles a los integrantes como personas y no como trabajadores / funcionarios.

empesa familiar

Probablemente porque pasamos mucho tiempo con ellos, les conocemos bien y confiamos en su buen hacer, cuando tenemos que elegir personas con quien comenzar un negocio, solemos contar con nuestros familiares directos o amigos muy allegados. Ciertamente, la cercanía que tenemos y el vínculo que nos une nos da cierta confianza y es, para el emprendedor, equivalente a una garantía viviente de que no será estafado.

Quizá haya casos en que el negocio funcionó bien y los socios/familiares se han llevado de maravilla, trabajando codo con codo, enfrentándose a cada desafío, solucionando problemas.

Para tomar ejemplos de éxito, podemos remontarnos a la historia de muchas de las grandes empresas que hoy conocemos y que, aunque no lo creamos, han comenzado desde muy abajo y el crecimiento y éxito fue fruto del esfuerzo conjunto de sus integrantes.


Para ilustrar mejor esta afirmación recogemos un artículo de la revista Family Business Magazine, de 2002, en cuyas páginas aparecen empresas como Walmart en sus albores fundacionales.

Walmart fue fundada en 1962 por la familia Walton y, en menos de 50 años alcanzaron las dimensiones que hoy conocemos de esta cadena de supermercados que es líder en muchos países del mundo y que registra ventas superiores a los 165 billones de dólares al año y da empleo a 1,140,000 personas.

Ford Motor Company, propiedad de la familia Ford, fue fundada en 1903, tiene ventas por 162 billones de dólares anuales y emplea a 364,600 trabajadores.

Cargill, de las familias Cargill y Mac Millan, se fundó en 1865, sus ventas ascienden a 150 billones de dólares y tiene 84 mil empleados.

Otras empresas familiares de mucho éxito en Estados Unidos son: American International Group (AIG seguros) de la familia Greenberg; Koch Industries (combustibles y agricultura) de la familia Koch; Motorola (comunicaciones) de la familia Galvin; Carlson (hoteles) de la familia Carlson; y Loews (tabaco, hoteles) de la familia Tisch.

Otras empresas familiares notables son Anheuser-Busch, Gap, Marriott, Levi Strauss, Enterprise Rent a Car, Hallmark, Johnson, Estée Lauder, McGraw-Hill, Amway y, para finalizar esta larga lista, mencionaré a The New York Times, una de las empresas familiares más antiguas (fundada en 1851).

emprendimiento familiar

Increíbles ejemplos de un éxito inesperado, pero, sin dudas, fruto del esfuerzo y tesón de sus integrantes.

Por supuesto que estos son los ejemplos más destacables de un listado de negocios familiares que han triunfado y no debe menospreciarse los logros que, a menor escala, han conseguido otras empresas familiares en España, Europa y el mundo.

De hecho, muchas de las bodegas de vinos que existen en Europa y otros países del mundo han sido controladas durante décadas y generaciones por familias de productores que, en algunos casos han vendido la firma y en otros casos aún la controlan. Muchas empresas se forman en el seno familiar y de ellas, algunas triunfan.

Y entre las que triunfan como en aquellas que no han conseguido su meta, los estrechos vínculos familiares que unen a los socios, alguna vez han provocado tensión y dificultades de dominio.

Tener un negocio con un padre, hermano o cuñados se vuelve impredecible si no se tiene la profesionalidad suficiente para controlar los asuntos comerciales con cálculo y frialdad, apartando las pasiones que puedan generarse por discusiones personales o diferencias atribuibles a los integrantes como personas y no como trabajadores / funcionarios.

Los grupos familiares que se reúnen alrededor de un proyecto, en el cual algunos hacen aportes monetarios y otros de horas de trabajo, necesitan, indefectiblemente, una persona ajena a la familia que los organice y distribuya responsabilidades y ganancias, para evitar desacuerdos comerciales.

En algunas empresas familiares el que aporta dinero cree tener un derecho mayor a tomar decisiones, incluso, a tomarse más vacaciones o trabajar menos que aquél integrante que no hizo un aporte monetario equivalente. Los rencores entre parientes políticos (suegras/nueras; cuñados, etc.) nunca desaparecen del todo y en épocas de dificultad empresarial o comercial, pueden desatar una catástrofe no sólo en los negocios, también en la familia.

Pero la legislación protege a los emprendedores que han optado por esta forma de empresa y existen muchas figuras legales que permiten dar un encuadre jurídico a las empresas familiares.

negocio de familia

Constituir la empresa de manera legal es vital para asegurarse el futuro de los integrantes, como individuos, pero también lo es para la empresa, que se inicia siendo un grupo de personas con un objetivo en común pero que nadie sabe cómo acabará siendo.

A la hora de elegir los socios para un proyecto, máxime cuando los candidatos están dentro de la familia, solemos tener presente las debilidades –algunas descitas en este post- en vez de las fortalezas y, probablemente, es a causa del miedo al fracaso que primero pensamos en los posibles pleitos y desventajas.

Sin embargo, entre las empresas que citamos como exitosas a nivel mundial y que son empresas familiares, podemos encontrar muchas enseñanzas para el éxito.

A decir verdad, las empresas familiares tienen debilidades nacidas de su propia naturaleza, pero también tienen grandes fortalezas, muchas y variadas.

Algunas de las fortalezas de una empresa familiar son:

· Las relaciones de afecto. Aunque en las empresas familiares se acumulen emociones destructivas, las relaciones de cariño pueden actuar en favor de la relación comercial y ayudar a que las dificultades económicas de la empresa sean llevadas con mayor delicadeza y esmero.

• El compromiso. Una de las ventajas más importantes de una organización familiar es el compromiso. Por lo general, la motivación de los miembros de las empresas familiares con sus organizaciones es mayor, porque existe una tradición y un vínculo emocional que hace desear el éxito de la empresa y, por ende, de la familia.

• El servicio. Muchos autores consideran que las empresas familiares tienen una verdadera vocación hacia el servicio y la satisfacción del cliente.

• La visión a largo plazo. Una de las grandes ilusiones de los fundadores de empresas es que su sueño sea continuado por su descendencia y es por ello que su horizonte es mucho más largo, no esperan el éxito inmediato, sino la continuidad.

• La vocación. Las nuevas generaciones han aprendido sobre el negocio de sus padres desde la primera infancia, ello les convierte en expertos innatos.

• La rapidez en la toma de decisiones. En las empresas familiares es posible tomar decisiones relevantes en pocos minutos y sin necesidad de protocolos, reuniones o papeles.

• La estabilidad de los ejecutivos. Es difícil que un ejecutivo de la familia sea removido y, así se aseguran que la política a seguir no les o bligue a cambiar el rumbo una y otra vez.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...