Las becas y los contratos en prácticas, otra forma de acceder al mercado laboral

Tanto las becas como los contratos en prácticas son dos formas de que los alumnos recien acabados los estudios o que estén a punto de hacerlo accedan al mercado laboral para adquirir una experiencia profesional que en muchos casos es necesaria. No obstante están rodeados de una precariedad para el empleado que roza la ilegalidad.

Los contratos en prácticas y las becas buscan aportar una experiencia laboral al contratado

Los contratos en prácticas y las becas buscan aportar una experiencia laboral al contratado

Hasta ahora hemos hablado muy a menudo de la formación necesaria para entrar en un puesto de trabajo determinado. Pero hoy vamos a hablar de las formas de entrar a trabajar sin haber finalizado la formación requerida para desarrollar las labores requeridas en el puesto de trabajo.

Las becas, son aquellos tipos de relaciones laborales en las que el empleado busca a un perfil dentro de los demandantes para cubrir un puesto del mercado laboral que cumpla el requisito de estar aún sin terminar los estudios que serían necesarios para cubrir ese puesto en caso de ser una oferta en el mercado laboral libre. Se trata de alumnos que estén cursando los últimos cursos de la formación indicada.

No obstante, de un tiempo para esta parte se han ido mezclando conceptos en las relaciones laborales como es el de las becas y los contratos en prácticas, que en su definición conceptual tienen un mercado laboral distinto.

A parte poseen unas características y un funcionamiento distinto tanto en su inicio como en su conclusión. En lo que coinciden es que suelen ser las típicas formas de que los futuros trabajadores adquieran su primera experiencia laboral.


Conceptualmente, en su origen las becas se trata de contratos laborales cerrados en su duración para alumnos que no hayan acabado sus estudios. Tiene un clausulado de requisitos y posen una duración determinada. La relación acaba al acabar el tiempo de la beca.

No obstante los contratos en prácticas están enfocados a aquellos perfiles que acaban de terminar sus estudios formativos y quieren incorporarse al mercado laboral. También tienen una duracción determinada (máxima), pero en cualquier momento pueden ser objeto de modificiación  pudiendo darse el caso de que se pase a un contrato laboral al uso en caso de que el trabajador demuestre su valía, ante la posibilidad de que se marche a otra empresa.

Lo que ocurre en la realidad actual es que ambos se mezclan en sus fines y perfiles de búsqueda de candidatos y también coinciden en que son formas dos formas de precariedad laboral del mercado laboral actual.

La beca tiene en su clausulado una remuneración para el becario, aunque sea pequeña, que por norma general se cobra de una vez mientras que el contrato en prácticas es un contrato laboral en el que se negocia una retribución determinada pero la forma de cobro (plazos, días,…) suele coincidir con la del resto de trabajadores de la empresa que realiza ese contrato.

Lo que ocurre es que el mercado laboral está muy complicado con lo que se han mezclado los conceptos últimamente. Aparecen frecuentemente anuncios de «realice prácticas en una determinada empresa no retribuidas» y se buscan perfiles de alumnos en sus últimos años de formación.

A parte de demostrar este tipo de actuaciones una gran precariedad, no deberían de recibir el nombre de «prácticas en empresas» sino el de becas, lo que ocurre es que la beca lleva asociado una contraprestacion económica, y no se podría anunciar una «beca no remunerada» (es conceptualente imposible) por eso aparece lo de «prácticas no remuneradas» y para justificar lo de la no remuneración solicitan perfiles de alumnos sin acabr sus estudios que en realidad deberían de ser becarios.

Es una clara vulneración de los derechos de los trabajadores, pero el mercado laboral es el que es, y la culpa no la tiene a fin de cuentas los contratantes sino el regulador que se lo permite. Pero como en ambos caso es una persona que deja de estar apuntada en la lista del paro, que es lo que les interesa, cobre o no, miran para otro lado.

Solo son positivos estas dos formas en un aspecto, en que puedes adquirir una experiencia laboral de la que se carecía.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...