Las actividades extraescolares, ¿un espacio de aprendizaje?

extraesc1.jpg

¿Qué es y que debería ser una actividad extraescolar? Hace algunos años no había duda de que los padres y madres matriculaban a sus hijos a inglés, a música, a karate, a ballet, a fútbol o a gimnasia rítmica para que los chavales pudieran tener una sensibilidad extra, aprender idiomas, desarrollar un poco más sus capacidades, practicaran deporte, se relacionaran con más gente fuera de un ambiente exclusivamente lectivo y disfrutaran.No era una cuestión obligatoria. Era un pacto padre-hijo. “¿Qué te gustaría hacer después del cole?” El niño planteaba sus ilusiones y los padres, más realistas, intentaban acordar lo que más le convenía. Se potenciaba o bien el lado artístico del chaval, o su lado más imaginativo, o sus capacidades físicas. Lo importante es que tenía su espacio.


Pero hoy los tiempos han cambiado. Las actividades extraescolares sirven para alargar la jornada escolar de los niños, porque los padres no les pueden pasar a recoger a las cinco de la tarde ya que todavía están trabajando. Así, quiera o quiera el chico, a principio de curso le apuntaran a judo los lunes y miércoles, los martes hará clases de inglés, los jueves irá a jugar al fútbol y los sábados tendrá el partido, y el viernes por la tarde empezará con sus clases de guitarra.

Esto puede desmotivar enormemente a los niños.
Y juega en contra también de sus estudios. Muchos llegarán a casa cansados de haber realizado una actividad que ni les va ni les viene. Estarán rebotados y de lo que menos ganas tendrán será de hacer los deberes del colegio. Así que lo que en principio debería resultar beneficioso, puede acabarse convirtiendo en algo perjudicial.

Sigamos haciendo de las actividades extraescolares un espacio de aprendizaje para los niños.

Foto1: Notelse

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...