Jornadas de trabajo y productividad

España ocupa la tercera posición de jornadas laborales más extensas de los siete países analizados de la Unión Europea, si comparamos la jornada masculina; en tanto que si analizamos la femenina, la posición es la número 2, detrás de las asalariadas británicas.

jornada de trabajo

Cuando analizamos una propuesta laboral, además de tener en cuenta los requisitos y las condiciones de contratación, aparece un dato que no es menor y que suele tener mucho más peso que el salario.

Los trabajadores, cada vez más, eligen cómo y cuánto quieren trabajar, por ello, es importante tener en cuenta algunos conceptos sobre la jornada laboral.

La jornada de trabajo o jornada laboral es el tiempo que cada trabajador dedica a la ejecución del trabajo por el cual ha sido contratado; la misma está dada por la cantidad de horas que el empleado empeña en su actividad laboral dentro de un período de medición que puede ser de días, semanas o años.

Las jornadas de trabajo se pueden clasificar dependiendo de su duración y modo de ejecución, de la siguiente forma:

* Jornada reducida: Se trata de una jornada de trabajo con una cantidad de horas limitada y sensiblemente menor a las jornadas de empleos tradicionales, debido a que están reguladas por una normativa especial.

La razón de esta distinción es que existen algunos empleos con circunstancias y condiciones de trabajo muy particulares que requieren de un tratamiento especial para evitar el deterioro físico del trabajador.

Los empleos con jornada reducida son aquellos trabajos en que la salud de los trabajadores está en riesgo; por ejemplo, quienes trabajan en cámaras frigoríficas y corren riesgo de congelación; los trabajadores que se emplean en minas o en la construcción, trabajos de vigilancia o guardia donde la atención merece ser cuidada y no se debe exigir por más tiempo.

Existen otras causas de jornada reducida reservada para situaciones particulares de los trabajadores, en el caso de las mujeres, cuando atraviesan el período de lactancia de sus hijos y para ambos padres, cuando existe guarda legal de hijos.

* Jornada continuada: Es la jornada de trabajo que se inicia y termina sin interrupciones, más que un mínimo descanso de 15 a 30 minutos, generalmente para alimentarse.



* Jornada partida: Es la oposición de la jornada anterior y se caracteriza por dividir la jornada diaria en dos, existiendo una interrupción de una hora como mínimo antes de volver al trabajo y completar la otra mitad de la jornada laboral.

* Trabajo a turnos: Se utiliza en actividades donde por razones productivas o de servicio no se puede detener el servicio; para este caso se establecen turnos rotatorios entre los trabajadores que forman equipos y que van alternando mañana, tarde o noche.

* Trabajo nocturno: cuando la jornada está comprendida entre las diez de la noche y las seis de la mañana del día siguiente se trata de trabajo nocturno y el mismo tiene disposiciones especiales de seguridad y duración de la jornada.

trabajo, empleo

* Trabajo en festivos: cuando el trabajo se realiza en días feriados o festivos puede ser cubierto por el mismo trabajador que cobrará una tarifa especial o bien, puede ser cubierto por empleados temporales.

* Horas extraordinarias: cuando la jornada laboral ha sido cumplida y se realizan más tareas excediendo la jornada legal, se llaman horas extraordinarias. El número de horas extraordinarias no puede ser superior a ochenta al año, salvo las realizadas por causa de fuerza mayor y se pagan con una tarifa especial.

La jornada de trabajo puede ser optativa para el trabajador o bien estar impuesta por las características del empleo, en todos los casos, se debe respetar las formativas establecidas para cada tipo de jornada.

Sin embargo de lo antedicho, existen frondosos estudios respecto de la productividad en relación con las cargas horarias de los trabajadores.

Estos estudios señalan la dirección opuesta a una tendencia mundial que, cada vez más, está prolongando las jornadas de trabajo. Y es que se ha comprobado que los países con jornada laboral más corta consiguen mayor productividad por hora trabajada.

Según el Euroíndice IESE-ADECCO, que analiza el mercado laboral de siete países europeos, la productividad media anual en España ha caído en los últimos cinco años un promedio del 0,8%, coincidentemente, la jornada laboral se ha extendido a 45 minutos extras por semana.

El Euroíndice IESE-ADECCO, que ha analizado el mercado laboral de siete países europeos (España, Reino Unido, Portugal, Francia, Italia, Alemania y Polonia) en el cuarto trimestre de 2006 y las previsiones para el primer semestre de 2007 concluye que los países europeos con jornadas medias más cortas presentan mayor productividad por hora trabajada.

En España, la productividad media por persona ocupada cayó un 0,2% en el citado periodo, realidad que sólo comparte con Italia (-0,3%); pero el dato no es sorprendente, pues en los últimos cinco años e España cayó un 0,8% promedio mientras que el resto de los países analizados mejoró un 0,8%.

Según el informe, la pérdida de niveles de productividad es el principal problema del mercado laboral español y el principal motivo de que el salario real tenga en estos momentos el mismo poder adquisitivo que hace 10 años.

La tendencia a creer que la productividad aumenta cuando aumenta la jornada laboral es totalmente errónea; de hecho, el estudio revela que existe una relación negativa entre la carga horaria y la productividad.

Al trabajar más horas, se «tiende a disminuir el aprovechamiento que se hace de cada una de ellas» y, de hecho, mejorar la productividad y eficiencia debe conducir a reducir las jornadas laborales, sin que se produzcan cambios en la calidad y cantidad de producción.

Según datos de la Comisión Europea de noviembre de 2006 en España la jornada es de 41,1 horas semanales, lo que supera a la media comunitaria en 42 minutos. Si separamos por géneros, los hombres trabajan 41,8 horas (30 minutos más que la media masculina europea) y las mujeres 39,8 horas (42 minutos más).

Estos datos ubican a España en la tercera posición de jornadas laborales más extensas de los siete países analizados de la Unión Europea, si comparamos la jornada masculina; en tanto que si analizamos la femenina, la posición es la número 2, detrás de las asalariadas británicas.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...