Feliz Navidad, y estás trabajando

Si eres soltero y no tienes hijos, posiblemente salgas sorteado para ser quien trabaje en Navidad…

Como el tiempo no se detiene para las Fiestas, alguien tiene que trabajar. Y es muy raro que sean aquellos con niños.

Jóvenes, nuevos, solteros son el segmento de trabajadores que «por mandato» tienen que trabajar durante Navidad y Año Nuevo.

De hecho, es este segmento de empleados el que siente a menudo una expectativa de permanecer pegado a su mesa una vez que las vacaciones se ponen a rodar, en parte porque los jefes dan prioridad sus necesidad, luego la de los empleados con hijos y, finalmente, si aún quedan vacaciones, la de los solteros, nuevos, jóvenes. Sin hijos.

Si bien la mayoría de los jóvenes solteros sin hijos no tienen problema en cubrir a sus compañeros durante un feriado o permitir que los padres de familia adapten primero sus vacaciones según el calendario escolar; no dejan de sentir la injusticia de que un jefe pueda decidir los horarios y cargas siempre sin pensarlo dos veces.

En su forma más extrema, se puede llamar «singlismo«, un término acuñado por el psicólogo de la Universidad de California DePaulo Bella.


La situación familiar habitualmente importa y mucho en las decisiones de algunos jefes y un trabajador joven, nuevo y / o soltero, no tiene hijos, por ende se da por sentado que no tiene compromisos «importantes» que atender.

Aún cuando muchos solteros tengan flexibilidad y programas abiertos, aún cuando no les importe trabajar para una o dos Fiestas, la forma en que los compañeros de trabajo y los jefes estigmatizan a los trabajadores sin familia a cargo les hace sentir culpables y obligados a trabajar cada año para estas fechas, sin importar su antigüedad o formación, sino el mero hecho de tener hijos.

Si eres un trabajador estigmatizado, que puedes incluirte en el «singlismo» no deberías bajar la cabeza y manifestar tu disconformidad. A veces simplemente expresar tu forma de ver es suficiente, pero ten cuidado de reconocer el dilema de tu jefe a la hora de programar las suplencias.

Los trabajadores también necesitan tener en cuenta que un montón de veces sus jefes no están tratando de ser malos ni abusivos con ellos sino que solo tienen que elegir a alguien para trabajar.

Si tu jefe está muy injusto, una posibilidad es hablar con un representante sindical o visitar el departamento de recursos humanos. La discriminación contra la situación familiar es contemplada en algunos casos de cronicidad.

Así y todo, muchos otros trabajadores también están felices de trabajar durante Navidad y Año Nuevo pues es una forma de pasar el tiempo festivo con las personas con que tienen más trato diario y donde, muy a menudo, tienen amigos.

Fotografía: House of commons

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...