La hiperactividad puesta en duda

Sir Ken Robinson, educador, escritor y conferenciante británico, cuestiona la enseñanza actual y la hiperactividad como epidemia en su discurso ‘Paradigma del Sistema Educativo’. A favor o en contra de lo que afirman, no cabe duda que sus palabras invitan a la reflexión. Las compartimos con vosotros.

Doctor por la Universidad de Londres y experto en asuntos relacionados con la creatividad, la calidad de la enseñanza, la innovación y los recursos humanos. Es parte del currículum de Sir Ken Robinson, un educador, escritor y conferenciante de Liverpool que recibió el más alto reconocimiento británico gracias a su labor profesional. No es poca cosa, por lo que tampoco sorprende que uno de sus discursos, titulado en Youtube Paradigma del Sistema Educativo, se haya convertido en una de las banderas de quienes creen en el cambio social. En una época en la que la juventud ha vuelto a movilizarse, y en la que cree poderle demostrar al sistema implantado por las generaciones precedentes que las cosas pueden hacerse de otro modo, este vídeo se ha convertido en un éxito en la red.


En él se cuestiona un sistema educativo que, en palabras de Robinson, «fue diseñado, concebido y estructurado para una era diferente». Tiene sus orígenes en los movimientos ilustrados y en la industrialización de principios del siglo XX, y da un excesivo peso a la estandarización y al conocimiento ‘académico’. De este modo, se establecen «dos tipos de personas, académicas y no académicas, y la consecuencia de esto es que mucha gente brillante cree que no lo es porque ha sido evaluada siguiendo este concepto».

Se trata de un paradigma que, según afirma, trata a los niños como piezas de una producción por cadena. Agrupados por clases, separados por asignaturas, instruidos de un mismo modo y a un mismo ritmo. Todo ello destruye habilidades y aptitudes que no son valoradas como tales. A su vez, el sistema caduco se estructura a través de una enseñanza aburrida y anticuada en la que, aún por encima, se culpa al alumno por distraerse. «Nuestros hijos están viviendo el periodo más intensamente estimulante de la historia de la tierra», sobre todo como consecuencia de las nuevas tecnologías. ¿Cómo no van a ‘distraerse’?

Partiendo de esta base, Robinson cuestiona la existencia real del déficit de atención o hiperactividad. No lo niega como enfermedad, pues afirma no tener los estudios para ello, pero sí como epidemia. «Una epidemia moderna, mal ubicada y también ficticia», que provoca que los niños sean medicados para su tratamiento «tan rutinariamente como a nuestra generación nos quitaban las amígdalas».

El vídeo es altamente recomendable, estemos a favor o en contra de lo que en él se afirma. Y como en este blog os hemos facilitado dinámicas para la niños hiperactivos, e incluso pautas para obtener su obediencia, hemos querido tratar la cuestión y dejar el debate abierto. ¿Estáis de acuerdo con las palabras de Robinson? ¿Existe realmente la hiperactividad?

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...