Estudios muestran la preferencia por el trabajo en oficina que el teletrabajo

Los empleados se resisten a dejar las oficinas y cambiarse al teletrabajo

Sigue siendo la oficina la opción preferida para trabajar

Durante los primeros meses de la pandemia en 2020 había tres millones de trabajadores, pero cuando se terminó el año esta cifra no llegaba ni a los dos millones de trabajadores españoles. Lo que quiere dice que todos los demás habían regresado a sus puestos en la oficina.

Las personas llevan muchísimos años trabajando de manera presencial, es complicado de un momento a otro adaptarse y que todo se haga desde la casa es por eso que muchos prefieren las oficinas en estos tiempos. El teletrabajo es una buena forma de paralizar el contagio del covid-19, pero no a todos les resulta tan bien como a otros.

Cada vez son más las personas que se dan cuenta que no son tan productivas en sus casas como lo eran en su oficina, rodeado de todos sus compañeros, es por esta razón que las cifras para diciembre de 2020 bajaron. El teletrabajo ha funcionado bien para algunos, pero mayormente para los jóvenes.

A lo mejor te preguntes el ¿Por qué? Y es que no todas las personas saben manejar al 100% los ordenadores o no están muy prestos para las videoconferencias, por eso es que muchos deciden seguir con su trabajo en oficina.

¿Trabajo en oficina o el teletrabajo?

De manera concreta podemos decir que el ochenta por ciento de los empleados desea que la oficina sea su sitio para trabajar, a lo mejor 3 días por semana mientras se logra pasar el tiempo del covid-19.

Es importante resaltar que según un análisis de CBRE explica ahora que la gran mayoría opta por ir a la oficina que estar en sus casas. Y es que el ochenta por ciento de los trabajadores desea que la oficina sea su lugar de trabajo al menos tres días por semana mientras la crisis por coronavirus mejora.

Según este estudio podemos decir que es un año en el que muchas son las personas que han participado, más de dos mil trecientos trabajadores de diversas empresas han indicado sentirse agotados, cansados extenuados y renuentes al trabajar desde sus casas, además de que han bajado sus niveles de productividad.

Este estudio ha dejado clara la preferencia que tienen las personas por “el trabajo híbrido” cuando todo ya regrese a la normalidad. Se puede decir que el veintiocho por ciento de las personas encuestadas desea trabajar desde la oficina los cinco días a la semana, luego el veintinueve por ciento expresa querer ir unos 3 o 4 días y un veintitrés por ciento indica querer trabajar desde allí unos 2 o 3 días. Finalmente, solo un catorce por ciento desea trabajar cuatro o cinco días.

Actualmente una de cada 10 personas trabaja desde su casa

Este estudio o análisis deja claro que estas cifras tal vez sean porque el 85% de las personas tenía muy poca experiencia trabajando desde casa. Pero hay que tomar en cuenta lo siguiente:

“hoy las prioridades han cambiado y que el impacto más relevante de esta modalidad tiene relación con la posibilidad de resguardar la salud de los trabajadores y sus familias, además de poder mantener activa la operación de algunos sectores en medio de una situación de emergencia, evitando que el mercado laboral se resienta aún más”.

“Y es que, si bien hay un porcentaje importante de trabajadores que están realizando sus funciones desde casa, es indudable que se encuentran enfrentando situaciones de estrés, como el cuidado y la educación de los hijos, las labores del hogar, la dificultad de abastecerse de alimentos y medicinas durante una cuarentena, la preocupación por la salud de sus seres queridos; aparte de la presión laboral y en muchos casos el miedo a perder el empleo”.

“Esto sin considerar otros factores, como que el espacio para que conviva toda la familia sea el adecuado y que tengan acceso a una buena conexión de internet para sobrellevar todo lo anterior” explica Felipe Lagos quien es director de Randstad.

La satisfacción de los empleados y la motivación

Por último, hay que tener presente que la fuerza laboral está cambiando y que promover formas de trabajo como el home office es fundamental para que las compañías se mantengan competitivas a ojos de los candidatos, especialmente de los más jóvenes.

“Y es que todas las medidas que vayan en dirección a aumentar la flexibilidad, ya sea en la jornada horaria, en el tipo de contrato o en la modalidad de desempeñar las funciones, no solo son positivas en este aspecto, sino que también influyen en la satisfacción de los empleados y en su nivel de motivación y compromiso con la empresa, lo que eventualmente repercute en los indicadores de producción, siempre y cuando sean prácticas que vayan acompañadas de una estrategia en cuanto al seguimiento del desempeño por parte de las organizaciones”.

“Esto se puede hacer a través del establecimiento de objetivos y evaluaciones periódicas para chequear el nivel de cumplimiento de los KPI´s estipulados” sigue acotando Lagos.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 1
Loading ... Loading ...