¿Es necesaria la carta de presentación?

Salvo que la oferta de trabajo te pida específicamente que remitas carta de presentación, la gente suele remitir exclusivamente el currículum. Añadirle una carta de presentación es , en teoría, beneficioso. Pero recuerda que no debe ser un resumen del currícuclum sino que una introducción donde intentas justificar el porque tu cres que eres el perfil ideal para esa oferta de trabajo.

carta-presentacionLa necesidad de enviar o remitir a una oferta de trabajo una carta de presentación adjunta a tu currículum es algo que no está todavía demostrado.

Se podría decir que es algo conveniente el remitirla pero no necesario. El mayor error que se comete al redactar la carta de presentación es el ser un resumen o incluso en algunos casos copia del propio curriculum. De realizarla de esta manera lo que está claro es que estás duplicando la información que le llega al entrevistador, por lo que probablemente le acabe cansando tu candidatura y la deje de seguir leyendo.

Así como el currículum está para que hagas una radiografía detallada de tu formación y/o experiencia profesional, la carta de presentación está, como deja claro su nombre, para que te presentes y des una primera imagen al seleccionador. Por eso es importante que la primera impresión que dés sea buena, porque en función de ella va a seguir o no  el proceso de selección de esa oferta de trabajo.


Por lo tanto debe de incuir aquellas características que cumple y que son esenciales para el perfil que la oferta de trabajo demanda. No te vayas por las ramas y pongas en la mis información que no viene a cuento. Limítate a describir las habilidades o competencias que has adquirido en otras empresas y que les puede resultar de interés para la empresa oferente del puesto.

Recuerda que pecar por exceso no tiene marcha atrás en este caso.

Antes de hacerla, analiza tus puntos fuertes en el ámbito laboral y mira los que se adecúen a los requisitos de la oferta. En función de los mismos es cuando debes de proceder a elaborarla.

Se claro, conciso y esquemático. Aprovecha en ella para describir tu situación laborla actual y poner las sinergias con el puesto demandado haciéndole saber a la empresa los beneficios que le reprotaría si fueses el elegido.

La empresa al leer la carta de presentación debe de quedar con el «gusanillo» de querer conocerte. por lo tanto, realmetne no es preocupante que hayas hecho 3 carreras o que hayas trabajado en una u otra empresa.

Lo que se va a fijar es en lo que tu le puedes aportar a ella. Por lo tanto lo que debes de hacer hincapié es en tus habilidades, tu saber hacer, y como éste será de gran ayuda a la empresa.

Comenzar siempre con una expresión de saludo respetuoso, haciendo referencia a la oferta por la empresa publicada.

Una vez que saludas y describes el motivo por el que estás haciendo esta carta, empiezas a poner el «porqué» tu valdrías para ese puesto y la disponibilidad que tienes para incoroporarte al mismo. Siempre evitando entrar en demasiados detalles, para eso ya está el currículum.

Si al final decides por no remitir una carta de presentación, acuérdate que debes de meter la información que te comento dentro de él.

Hay ofertas de trabajo que te exigen carta de presentación e incluso que se haga a mano. Lo que debes de tener en cuenta que mientras el currículum puede ser estandar para todas las ofertas por igual, la carta debe de ser exclusiva para cada oferta en la que te quieras registrar.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...