El trabajo nocturno y de turnos rotatorios

Según un estudio publicado por el Periódico El Mundo existen evidencias científicas de que por cada 15 años de actividad nocturna se envejecen prematuramente unos cinco.

duermenoche.jpg

Trabajar es esencial al ser humano, desde tiempos muy remotos el mercado laboral gobierna los actos del hombre, dispone sus actividades y la distribución de su tiempo y energías en virtud de las necesidades económicas. Así, desde siempre, se nos enseñó que el trabajo es salud y creemos que enfermaríamos si perdiéramos nuestro empleo, cualquiera sean las condiciones laborales en las que nos encontremos.

Sin embargo, un estudio logró determinar que el 14% de la población laboralmente estable registra síntomas de depresión y ansiedad mientras que entre los desocupados en situación de desempleo crónico alcanzó un 23%. Con este estudio se logró demostrar que no tener trabajo es una de las causales de depresión y ansiedad, pero que además existen algunos empleos que provocan los mismo malestares.

Pero, ciertamente, no todo trabajo es sinónimo de salud, de hecho, el trabajo nocturno o de turnos rotatorios puede dañar enormemente la salud de los trabajadores, pues se produce en él un desajuste del ritmo circadiano, que es el reloj biológico que nos indica cuándo despertar y cuándo dormir. Este desajuste genera astenia física y mental (sensación generalizada de debilidad) mucho más visible en mujeres que en hombres y que pueden conducir a la vejez prematura y al debilitamiento.

Este debilitamiento es generador de un mal humor constante que se verifica en la irritabilidad, intolerancia ante cualquier problema y dificultad para hacer cualquier tipo de esfuerzo; pudiendo ocasionar problemas sociales con compañeros de trabajo, amigos y familiares.



Para estudiar la influencia de la variación de los horarios de vigilia y trabajo sobre el ritmo circadiano, se utiliza una disciplina médica especialmente dedicada a estudiar los ritmos biológicos de las especies, la cronobiología, y es esta especialidad que encontró importantes consecuencias en la salud como un incremento del 40% en el riesgo a padecer enfermedades cardiovasculares, una mayor tendencia a sufrir problemas neuropsiquiátricos y mayor número de divorcios (tres veces más) en empleados que trabajan de noche.

Este desajuste y los problemas de salud que acarrea es una de las grandes preocupaciones del Observatorio de la Deuda Social de la Universidad Católica Argentina que realizó un estudio en que se buscaba conocer el riesgo del malestar psicológico en la población trabajadora y mayor de 18 años. Específicamente se buscó síntomas de depresión o ansiedad.

trabajonoctu.jpg

Otros de los efectos adversos que trae aparejado el trabajo nocturno o de turnos rotatorios es la predisposición al insomnio, estrés crónico, trastornos digestivos, enfermedades cardiovasculares y morbilidad. Todos estos trastornos san causados por la falta de sueño debido al corrimiento de los parámetros biológicos del sueño, ya que se dá descanso al cuerpo en horarios diferentes al momento en que el organismo lo necesita y está habituado a recibirlo.

El trabajo nocturno obliga a invertir su ciclo normal de vigilia y descanso lo que provocará un cambio en las funciones corporales, que deviene, inequívocamente en falta de sueño y sus consecuencias negativas. Pero el daño no sólo existe en el plano fisiológico, sin también en el social, pues trabajar de noche obliga a dormir de día, cuando el resto de las personas realizan sus actividades y se relacionan entre sí, el trabajador nocturno necesita descansar y se margina de la sociedad que función durante el día; asilándose de la vida social, familiar y provocando insatisfacción y obligando a un doble esfuerzo en ocasiones que el trabajador necesite del día para cobrar o pagar cuentas, hacer compras o acudir a un chequeo médico.

1207.jpgLos efectos generados por los turnos nocturnos se consideran casi igual de nocivos que los turnos que obligan a madrugar antes de las 6:00 a.m. teniendo como consecuencia un rendimiento inferior en el trabajo. Por mayor que sea la compensación económica que el trabajador perciba por su trabajo nocturno, difícilmente cubra el costo del tratamiento de la consecuencias antes descritas.

Pero, ¿por qué es tan diferente trabajar de noche que de día? El organismo humano está adaptado para funcionar de día y descansar de noche; por lo tanto, durante la noche, cuando la persona duerme, se producen una serie de fenómenos fisiológicos, como el descenso de temperatura corporal, disminución de la capacidad de atención y rapidez para reaccionar, baja de la presión sanguínea y lentitud en los movimientos. La modificación de las funciones fisiológicas del organismo humano, cambiando los horarios en que debe funcionar está estrechamente relacionado a problemas de salud y a accidentes labrales que, mayoritariamente, se producen durante el horario alterado, es decir de 24:00 a 6:00.

La salud de los trabajadores nocturnos requiere de un párrafo aparte y, afortunadamente la legislación de muchos países del mundo ya ha tomado cartas en el asunto, dictaminando disposiciones especiales respecto de la extensión horaria de los trabajos nocturnos y de la paga que deben recibir.

Entre las disposiciones más importantes se encuentran la obligación de destinar al trabajado nocturno un nivel de protección de seguridad y salud adaptado a la naturaleza de su trabajo, proveyéndole de servicios de protección y prevención apropiados, además de realizarse en forma gratuita periódicos exámenes para determinar si el trabajo nocturno afecta o no su salud; en cuyo caso tendrá derecho a la empresa para la que trabaja disponga de un empleo en horario diurno y en la rama profesional en que se desempeñaba el trabajador nocturno.

El trabajo nocturno suele tentar a trabajadores disconformes que buscan un segundo empleo o que desean trabajos mas relajados, donde no tener que lidiar con un publico abrumador, pero la verdad es que se trata de tareas insanas que no deben realizarse por mucho tiempo, pues, según un estudio publicado por el Periódico El Mundo existen evidencias científicas de que por cada 15 años de actividad nocturna se envejecen prematuramente unos cinco.night_demo_w.jpg

Si bien puede afirmarse que el trabajo nocturno es menos nocivo para las personas jóvenes que para las mayores, esta realidad sólo lo es en forma parcial y por un período corto de tiempo, aunque el joven se encuentre en óptimo estado de salud. Se estima que en España, alrededor del 10 por ciento de los recolectores de basura, camareros, taxistas, doctores, enfermeros y otras tantas profesiones que requieren de la vigilia nocturna como rutina o parte de una guardia rotativa.

Otros rubros más se suman permanentemente al horario nocturno, para aumentar la productividad, para recuperar tiempo perdido en huelgas o para acortar tiempo de ejecución de obras, el trabajo nocturno está en alza y poca importancia se da a las consecuencias de realizarlo durante períodos prolongados de tiempo.

En general, los empleos que se consideran insanos son aquellos que insumen demasiado tiempo o que requieren de un horario nocturno de trabajo y no permiten disponer de tiempo libre creativo.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...