El mercado se activa, estamos preparados para conseguir nuestro empleo?

Se trata de comprender las etapas iniciales de un proceso de selección y de hacer llegar algunos consejos a quienes estén buscando un empleo.

Gráfico
 
 
 
 

 

Roberto respondió a un anuncio en el periódico en el que se requerían interesados para un puesto de Asistente Administrativo en una importante empresa multinacional. Envió su CV, convencido que su experiencia y formación encajaban con los requisitos del aviso. De esto han pasado, ya, dos semanas. ¿Es posible que tarden tanto tiempo en responder? ¿Será realmente, el suyo, el perfil del puesto que la empresa busca?

María Fernanda aplicó a una búsqueda como programadora SAP para una consultora en tecnología, por referencia de un amigo. A la empresa le gustó su experiencia e, inclusive, le preguntaron cuándo podía incorporarse.  Ayer, luego de un mes sin noticias, la llamaron para decirle que el puesto era diferente y que le proponían una posición similar. María empieza a tener sus reservas respecto de la seriedad de la consultora.


Cada “búsqueda” parece ser un mundo en sí mismo y un fuerte disparador de expectativas para los aspirantes.
Los que siguen son algunos conceptos para entender cómo se desarrolla “por dentro” un proceso de selección y ciertos tips de marketing personal que pueden aplicar para conseguir un puesto de trabajo que encaje con vuestras expectativas e intereses.

El perfil del puesto buscado y el reclutamiento
La decisión de incorporar a un nuevo colaborador al staff surge de una necesidad. Bien puede ser a) el inicio de un nuevo proyecto, b)  el crecimiento de un sector que precisa de más ayuda, c) la desvinculación de un colaborador que, hasta el momento, realizaba determinada tarea y que debe ser reemplazado o d) la incorporación de una persona con competencias para desarrollar una nueva función.
Esta necesidad se materializa en la decisión de “buscar” a quien resulte la solución.

Las acciones para encontrar a “la persona” pueden ser varias. Más adelante detallaré las más frecuentes.

Pero sea cual fuere la forma, debe definirse un perfil.

El  perfil determina qué es lo que buscamos. Para quien esté a cargo de la selección, trabajar sin un perfil es como hacerse cargo de hacer magia.

La persona buscada:
¿Qué edad debiera tener?
¿Tendrá que ser hombre , mujer o da lo mismo?,
¿Cuál debería ser el grado de formación académica y de qué carreras debería provenir?
¿Cuál es la experiencia con la que debe contar, qué conocimientos específicos debiera tener?
¿Dá lo mismo que haya trabajado, anteriormente, en cualquier tipo de empresa o, es preferible, que provenga de algún sector específico?
¿Da lo mismo que resida en cualquier parte, cerca o lejos del lugar de trabajo? ¿Se precisa de algún requisito específico como matrícula para firmar  informes o licencia de conducir, por ejemplo?
¿Y cuál será la remuneración? Es la adecuada respecto de los otros componentes del equipo y en comparación a lo que el mercado laboral nos indica  como lógica y habitual para la posición?
¿Es necesario que cuente con ciertos rasgos de personalidad para poder cumplir con éxito con las funciones que requieren su puesto? ¿Quizás deba ser  muy sociable para una posición comercial o tener un carácter firme para conducir un equipo de trabajo con “jugadores difíciles”. ..O quizás, deba ser  extremadamente detallista y meticuloso ya que su trabajo será el análisis de diferentes variables para elaborar informes.

Los matices pueden ser muchos.en el blanco
Cuanto mejor quede definido el perfil, más sencillo será la selección de la persona adecuada.
Una vez decidido que existe la necesidad de incorporar una persona y cuál es el perfil buscado, se inicia la búsqueda propiamente dicha.

El selector se preguntará, entonces, ¿cómo conseguimos futuros candidatos para lograr seleccionar al mejor? De esto se trata el reclutamiento.

Existen múltiples posibilidades de reclutar aspirantes:
• Por medio de una búsqueda interna: muchas empresas anuncian las nuevas posiciones en las carteleras de la empresa o a través de la Intranet.
• A través de un base de datos propia que se nutre de presentaciones espontáneas o datos de búsquedas anteriores.
• A través de conocidos o referidos: puede llevarse a cabo mediante el comentario a los demás colaboradores de la empresa, redes de contacto,  familiares, proveedores o clientes. 
• Por anuncios en medios especializados: periódicos, en el sector de empleos o en el rubro específico, revistas especializadas, portales de empleo. Y,  a veces, por publicidad en la vía pública, TV o radio: es frecuente, en la incorporación masiva de personas o en los pueblos pequeños, en los que los  medios  masivos resultan el mejor y más efectivo canal de comunicación.
• A través de comunidades digitales: son cada vez más utilizados las redes de contactos que se generan en sitios como  Facebook, Xing o Linkedin, etc.
• Por anuncios en las diferentes instituciones educativas: las escuelas, universidades o institutos de formación de todos los niveles, en general,  cuentan con una cartelera que es utilizada por las empresas como canal de comunicación de sus ofertas laborales.

Cuáles son los problemas que enfrentan los selectores en esta etapa:
A.- La realidad difiere de la teoría, ya que es habitual que los perfiles resulten tan detallados y exigentes que la persona que buscan,  literalmente, no exista.
B.- Los perfiles se modifican luego de las primeras entrevistas con los aspirantes. Estos ajustes le termina otorgando realismo a la búsqueda y  permiten una selección eficaz.
C.- Los métodos de reclutamiento deben demostrar su eficacia y pueden modificarse, sobre la marcha, de acuerdo a la cantidad de postulaciones  recibidas.

elegido

Y ahora el punto más importante: lo que deben hacer los aspirantes.

Deben estar atentos a la conexión con cualquiera de estos canales.

Deben estar atentos a postularse a las posiciones anunciadas internamente por la empresa y evaluar en qué medida vale la pena exponerse.

En general  es aconsejable tratar de conocer más acerca de los requerimientos y contar con el visto bueno del jefe actual.

  1. Aunque no sean claras las pretensiones de la empresa (me refiero a que no estén bien definidas, en el anuncio, las pautas del puesto) deben aplicar de cualquier  manera. Quizás se pierda el tiempo pero, también, puede ser una puerta abierta a una propuesta o una alternativa.
  2. Deben hacer llegar su CV, rápidamente. Recuerden que en épocas de alto nivel de desempleo la cantidad de aspirantes es grande y tienen más  posibilidades los que primero llegan…
  3. Deberían participar de las comunidades virtuales y portales de empleo de mayor vigencia.
  4. Deben “mantener vivo” su deseo de búsqueda de trabajo entre sus conocidos, para ser tenido en cuenta si se les pide un referido.
  5. Elegir compañías para presentarse espontáneamente y formar parte de la base de datos (muchas empresas tienen, en su site, un apartado que permite  ingresar datos o aplicar a las búsquedas en curso)

Hasta aquí la referencia y siete pequeños consejos para encarar estas primeras etapas. Ya vendrán, luego, el momento de un buen curriculum vitae y el logro de una entrevista exitosa!

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...