El aborto dentro del programa de educación sexual en las escuelas

En esta entrada trataremos el aborto desde un enfoque editorial en cuanto a su inclusión en la currícula escolar individual o como parte de un curso.

Uno de los temas sobre los que se debe crear conciencia en edades tempranas es el aborto. Lamentablemente es una realidad ineludible y que escapa al control de las autoridades puesto que su práctica es, en la gran mayoría de los casos, clandestina y prácticamente ambulatoria. Para empeorar las cosas, se pueden encontrar en la Internet un sin número de páginas que promueven esta práctica, detallando lugares de contacto o facilitando conexiones para llevar a cabo esta práctica bajo el rótulo de confidencialidad. No conformes con esto, estas mismas páginas y otras que se le suman, dictan abiertamente consejos “prácticos” para inducir un aborto espontáneo.

Esto está trayendo como consecuencia que muchos jóvenes de distintas clases sociales, se sientan en alguna forma respaldados en caso queden embrazadas. Estas son una de las razones que hacen aún más necesarias las políticas de implicación del Estado en estos temas, a través del Ministerio de Educación, en las escuelas. No basta con dictar charlas a manera de asesoría ya que muchas de estas se pierden porque el niño lo toma como anecdótico relax de las clases.

Estas enseñanzas deberían ser promovidas como un curso más o, en todo caso, formar un buen porcentaje de otro curso, como Educación Cívica por ejemplo, con evaluación y calificación del mismo. De esta manera las conductas quedarían reforzadas y se creará una real conciencia entre los más pequeños acerca del sentido criminal de estas prácticas y de las consecuencias que puede traer.

aborto-flickr-por-im-happy-with-you.jpg

Imagen tomada de Flickr por i’m hapy with you

Quizá estas clases deberían empezar por definir bien lo que es el aborto y por qué se practica de manera clandestina pero al mismo tiempo, se debe aclarar el panorama al niño respecto al contexto mundial. En efecto, el niño debe ser situado en contexto.



Se le debe decir que así como en su país el aborto es considerado un crimen con pena carcelaria, existen otros Estados que permiten su práctica. A su vez, se les debe enmarcar dentro del contexto en que ellos viven y recalcarles que se deben regir por los marcos legales del país en que viven, no sólo en el tema del aborto sino en cualquier tema. Una vez que ha quedado claro el marco legal, se debe pasar a los contenidos del tema. Establecer la definición de aborto y hacer el símil con un asesinato común y corriente. En la mente del niño debe quedar bien establecida la asociación aborto = asesinato. Paralelamente se debe explicar y detallar los tipos de aborto que existen y dejar en claro la existencia del aborto espontáneo y del provocado, siendo el primero libre de toda responsabilidad de la madre gestante y que se da por causas naturales. En cuanto al aborto provocado, se le debe explicar al niño los tipos que existen y es aquí donde surge el debate puesto que el detalle de estos métodos son, francamente, muy fuertes. Incluso leerlos resulta de difícil asimilación para un adulto. Las opiniones están divididas. Hay quienes piensan que definir estos métodos es una carga muy fuerte para el niño y hay otro sector que piensa que es necesario esta dura prueba para crear una debida conciencia en el menor. Lo cierto es que en esta vida, oirán cosas tan igual, o peores que esas, y probablemente de fuentes poco, o nada confiables.

Las prácticas abortivas han sido un método recurrente en la sociedad, quizá el antecedente más conocido por todos es el que nos remonta al pueblo Espartano ya que en sus leyendas se establece que se deshacían de los niños que no eran aptos para la defensa del pueblo. En efecto, este pueblo consideraba que todos deberían estar aptos para la defensa del pueblo y, al no disponer de un método de identificación previo al nacimiento, debían realizar un vulgar infanticidio. Lo que hacían los espartanos era esperar a que nazca el bebé y éste era examinado por un concejo para determinar si eran niños robustos que se convertirían en soldados en el caso de los varones. En el caso de las niñas se identificaban a las más fuertes ya que creían que a su vez estas podrían engendrar futuros soldados para el pueblo. Los nacidos que no caían en estas categorías eran cruelmente despeñados por el Monte Taglieto según cuenta la leyenda. Sin embargo, se viene haciendo investigaciones y los arqueólogos sólo han encontrado huesos de adultos al pie de dicho monte, por lo que se cree que los escritos recogidos por Plutarco son producto de una afición o de un mito febril y desbordado. En todo caso deben seguir haciéndose más investigaciones.

aborto-flickr-por-una-rgentina-provida.jpg

Imagen tomada de Flickr por Por una Argentina provida

Así han pasado los siglos y una sociedad que se dice civilizada, aún no es capaz de deshacerse de este pesado lastre. El aborto sigue como un fantasma entre nosotros, casi como un personaje de ficción que aparece y desaparece, que supuestamente nadie lo conoce o más bien no lo quieren conocer. Por ejemplo tenemos el caso del Reino Unido. Allí, dentro de las políticas de educación sexual, cada escuela cuenta con una enfermera experta en abortos, anticonceptivos y homosexualidad que están autorizadas a surtir la pastilla del día siguiente, bajo estricto anonimato, a las jóvenes que, sospechan, pueden quedar embarazadas. Esto contrasta con la política general de ese Estado y bajo la cual, esta misma enfermera no puede entregar una aspirina a un alumno sin el previo consentimiento de sus padres. Estos desfases más bien avalan conductas sexuales que pueden llevar al embarazo entre la población adolescente y ni qué decir del riesgo de contraer enfermedades de transmisión sexual al no usar métodos anticonceptivos como el condón que más bien si debería ser repartido públicamente. Sin duda, lo primero es trabajar por países porque está visto que algunos tardarán más en dar la talla para decirle no al aborto provocado.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...