Educando sobre la ludopatía

La ludopatía es la enfermedad del juego. Y el conocer, saber y educarse en esta enfermedad es importante porque se evidencia en las sociedades un gran crecimiento de adictos al juego o personas que comienzan a adentrarse en los distintos juegos existentes, desconociendo las graves consecuencias que éste les puede ocasionar. Aquí comenzaremos a conocer la otra cara del juego, la invisible en las propagandas, pero muy verdaderas en la realidad.

Educando sobre la ludopatía

La ludopatía es la enfermedad del juego. Es un trastorno reconocido por la OMS, Organización Mundial de la Salud, desde 1992, aunque su existencia se remonta a muchos años atrás. Incluso en 1980, la Asociación Americana de Psiquiatras, APA, ya incluía algunas definiciones y criterios de diagnósticos sobre esta enfermedad.

El conocer, saber y educarse en esta enfermedad del juego es importante porque se evidencia en las sociedades un gran crecimiento de adictos al juego o personas que comienzan a adentrarse en ellos, desconociendo las graves consecuencias que éste les puede ocasionar.

Casinos, ruletas, tragaperras, apuestas, póker y un gran abanico de alternativas hay en el mercado, online y físico, de juegos para atraer a las personas. El primer contacto con los juegos puede ser por muchos motivos; para conocer, por querer ser parte de algo que muestran como exitoso en distintas campañas publicitarias, para tener un momento de distracción, para salir con amigos,  probar la suerte y ver si de paso se ganan unos euros y varias situaciones más. Y muchos, dejándose llevar por estas emociones, se adentran a los juegos y desconocen ciertos límites que no hay que pasar. Es por ello que la educación en el juego debe existir en todos los ámbitos.


Desde que se entra en la adolescencia se puede ir educando de una forma correcta en este delicado tema. De no existir la educación en la ludopatía, los adolescentes solo tendrían una versión. Versión que me parece distorsionada y que dista mucho de la realidad, ya que se dejarán llevar por propagandas en la televisión, en internet y otros medios más donde se asocia al juego con diversión y alegría.

Lejos de ser eso, el juego suele convertirse en un serio problema para varias personas que, sin medir las consecuencias, se dejan llevar por el mismo. Y no solo es un problema para las personas jugadoras, sino también para su familia y todas las personas cercanas al jugador.

Hay que comprender que la ludopatía es una enfermedad, es un trastorno del comportamiento que consiste en la pérdida de control en los distintos juegos, recayendo en una adicción a ellos, provocando una situación con distorsión en el pensamiento, emociones y comunicaciones. Un cuadro que nos conduce a los problemas personales y familiares de la persona adicta al juego.

Es por ello que hay que educar sobre el juego patológico, advertir sus consecuencias y evitar que las personas sigan caminando este camino esperando una ´salvación´. Con este primer post, adentrándonos en que el juego puede ser una enfermedad, ya os comenzamos a educar sobre la ludopatía. No miremos una sola cara del juego, conozcamos las dos y saquemos nuestras propias conclusiones.

Fuente: Ludopatia y propia

Foto: Ludopatia por Dmarino 

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 1
Loading ... Loading ...