Consecuencias de una mentira en el Currículum

Incluso una pequeña exageración en la que se adelantan unos meses en la carrera universitaria y, en la hoja de vida, se da como conseguido un título que aún resta unos meses por conseguir, puede ser motivo de despido automático. ¿Vale la pena correr el riesgo?

Mentir en el CV puede causar el despido y hasta acciones legales

A menudo nos vemos tentados de exagerar, mentir o apresurar algunos resultados, obtención de títulos de grado o master y «dibujar» índices de logros y alcance de objetivos, en nuestro currículum vitae con el fin de posicionarnos mejor ante una búsqueda de empleo o promoción.

Y es que, sin dudas, estas «adaptaciones libres» de la realidad pueden significarnos un salario más alto, mejores beneficios o un puesto más alto… pero también una caída enorme.

Causa o consecuencia del incremento de candidatos en las búsquedas laborales, cada vez más solicitantes mienten a la hora de buscar empleo y los expertos estiman que a medida que la economía sigue cayendo, las solicitudes de empleo seguirán subiendo y con ellas las mentiras. De hecho, varias fuentes aseguran que entre 1/3 y un 1/2 de los candidatos mienten en sus aplicaciones a pesar de que en algunos países es ilegal.

Por otra parte, más allá de la travesura que puede significar al solicitante «exagerar» o «falsear» la información, el empleador de una persona sorprendida con mentiras puede demandar al trabajador y exigirle el pago de las pérdidas y gastos incurridos a causa de su contratación.


Según un estudio realizado por Careerbuilder.com, casi todos los gerentes que han sido atrapados con una mentira en su currículum son tachados de manera automática de la lista de solicitantes o, si ya estaban empleados, son despedidos cuando una de estas mentiras sale a la luz.

Pero las consecuencias de haber mentido en un Currículum no se detienen en el despido pues, al buscar otro empleo, tu nuevo jefe querrá saber la verdad y probablemente lo averigüe; por lo tanto, tendrás dos opciones: descartarte o mantener la mentira con la esperanza de que no serás capturado otra vez. Un círculo vicioso.

Cada vez más directivos están haciendo verificaciones de antecedentes de los empleados para saber si realmente ocuparon esos cargos, en esas fechas y con esos títulos en su poder, de manera que si tu mentira se reducía a la «alteración» de las fechas para ocultar deficiencias o períodos de falta de empleo, también corres riesgos innecesarios de ser descubierto y descartado por tan mala actitud.

Trístemente, las mentiras a la hora de buscar empleo no sólo se dan en los empleados de cargos bajos sino también en ejecutivos y personalidades que han falseado y hasta falsificado documentos que argumentan datos falsos que han sido sostenidos a lo largo de toda una carrera.

De hecho, el curriculum vitae-padding (mentiras en el CV) se ha vuelto tan popular, que no sólo hay sitios dedicados a ayudar con las mentiras, sino que también hay entidades facilitadoras de ayuda a los pretendientes y que funcionan como «fábricas de títulos» y «fabricantes de diplomas».

Las llamadas «fábricas de diplomas» fabrican grados de los colegios reales, mientras que las «fábricas de títulos» se refieren a las universidades que no están acreditadas.

Incluso una pequeña exageración, como diciendo que uno ya ha ganado un título que aún está a unos meses, puede ser motivo de despido automático. ¿Vale la pena correr el riesgo?

Fuente: Secrets of the job hunt
Fotografía: Dyanna en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...