Con uniforme o sin uniforme, esa es la cuestión

unifor1.jpg

Cada año, cuando llega la época de empezare el nuevo curso escolar, surge el debate entre las asociaciones de madres y padres, el profesorado, la dirección de los centros y la comunidad educativa sobre si se debería implantar el uniforme. Hay defensores acérrimos de esta vestimenta, mientras otros piensan que es un retorno al pasado.

Lo cierto es que el uniforme es un vestuario cómodo y fácil. Hoy los niños, adolescentes y jóvenes están muy influidos por la moda por eso es habitual verles cada mañana abrir las puertas de su armario y dudar durante diez minutos qué ponerse. ¿Combina esta camiseta con este tejano? ¿No sería mejor ir con esta camisa y el pantalón negro? ¿Voy fashion? ¿Me hago el peinado con gomina? En cambio, con el uniforme, todas estas cuestiones matinales quedan eliminadas.


unifor2.jpgOtra razón por la que el uniforme es positivo es que ayuda a igualar a todos. Un uniforme no nos deja ver qué familia que tiene suficiente dinero para comprarle al chaval ropa de marca y tantas camisetas como para que no repita en 20 días y qué familia tiene problemas para llegar a fin de mes y por eso el hijo repite su vestuario cada dos días.

Tengo grabada la imagen de un colegio en el que se hizo el paso del uniforme a la llamada “ropa de calle” y de aquel niño de diez años que fue objeto de la mofa de todos sus compañeros. Venía de una familia modesta. Cuando se sustituyó el uniforme, él seguía llevando los pantalones de color marrón oscuro del antiguo atuendo con camisetas de propaganda y unos calcetines rojos con las zapatillas de deporte. No dejaron de reírse de él en todo el curso. A esto le añadimos el sufrimiento de la madre, por no poder comprarle un par de pantalones “de calle”, y del niño por sentirse tan ridiculizado.

unifor3.jpg Hay quien afirma que el uniforme anula la personalidad. Sin embargo, toda la gente que he conocido que durante su infancia y juventud vestía uniforme no ha tenido problemas en forjar su personalidad y empezarla a mostrar a través de la ropa cuando ha podido.

No hablamos de buscar un vestuario sobrio y aburrido. Sencillamente un chándal cómodo con el que puedan ir a gusto a la escuela.

Fotos 1 y 3: Ninjapoodles

Foto2: Sister72

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...