Cómo trabajar con un jefe difícil

Las relaciones con los jefes pueden ser complicadas y, en ocasiones, provocar un rendimiento poco satisfactorio que, al mismo tiempo, provocará un jefe descontento. Aprende a sobrevivir a un jefe difícil.

Mala relación con el jefe

Anteriormente hemos hablado de la importancia de lograr un buen clima de trabajo y cierta armonía social en el ámbito laboral, sobre todo con los compañeros difíciles; pero ahora es momento de hablar de una de las relaciones más difíciles de llevar: tu relación con el jefe y, sobre todo, cuando se trata de una persona difícil.

Muchos son los trabajadores que se han sentido acosados ​​en el trabajo y la mayoría jamás informó, denunció o enfrentó a su agresor dentro de la empresa. Ciertamente hay jefes difíciles, pero hay otros que parecen matones o que se ocupan de hacer infelices a los empleados.

Dado que a veces no es fácil zafarse de los lugares de trabajo, o cambiar de divisiones o equipo cuando las relaciones con tu superior son tensas, aprender a vivir y prosperar bajo el mando de un jefe difícil se vuelve una necesidad. Ten en cuenta que, aunque no siempre se pueden cambiar las circunstancias, tu actitud puede marcar una gran diferencia en cómo tratar con ellos.

Estos son algunos consejos para facilitar el encuentro y trato con un jefe difícil y, en consecuencia, para conseguir un lugar de trabajo menos estresante y trabajar para un espacio de trabajo más agradable.

Ser proactivo hacia tu carrera

Lamentándote y quejándote de tu jefe no sólo te sientes estresado en el trabajo sino que, además, bajas tu desempeño por debajo del estándar, de manera que lo único que conseguirás es dar una nueva razón a tu jefe para regañarte e impedirte superar las tensas relaciones. La mejor manera de prosperar a través de todo esto es que seas activo con respecto a tu carrera. Los jefes van y vienen y los equipos se reorganizan a menudo, pero tus habilidades y desempeño hablan por ti y te permitirán mantenerte y superarte.

No ignores la situación

Por más que te parezca que «ser proactivo en tu carrera» es «olvidarte del jefe en tu camino», no es así. No puedes ignorar que el ámbito de trabajo te estresa y tampoco puedes esconder esta realidad a tu familia o amigos.

Para proteger tu trabajo y tener un ambiente de trabajo saludable y paz mental en el trabajo debes intentar la mejor solución para trabajar bajo un jefe difícil o acosador y que éste vea que no consigue intimidarte.

No dejes de lado las posibilidades de informar a la alta gerencia o a recursos humanos sobre la conducta de tu jefe, pero primero considera si puedes hacer algo para tener la situación bajo control, a través de una buena comunicación y mostrando una personalidad más fuerte.

Comunicarse de manera efectiva

La buena capacidad de comunicación es vital, tienes que aprender a ser un buen comunicador en todos los aspectos de la vida. Y uno de los aspectos importantes de ser un buen comunicador es ser un buen oyente.

A menudo, las relaciones no tan buenas con tu jefe son resultado de la falta de comunicación. Ell podría ser por culpa de cualquiera de las partes, pero ya que eres responsable de tus acciones, corresponde que te plantees si acaso tú o tu jefe han sido incapaces de comunicarse de manera efectiva.

Fotografía: Remember.org

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...