Cómo alcanzar tus metas profesionales

El éxito profesional es alcanzable sólo con esfuerzo y dedicación. Aprende tips para alcanzar todas tus metas a pesar de tus limitaciones.

No sólo de la suerte se valen las personas exitosas para alcanzar sus metas

Existe la sensación de que algunos trabajadores exitosos tienen determinados talentos y alcanzan ciertos objetivos con facilidad. Sin embargo -prosigue la creencia popular-, el precio de semejante Don es carecer de otros talentos y, por ende, algunas otras cosas hacerlas con bastante dificultad.

Sin embargo, las personas exitosas, además de estar dotados de «dones» y haber desarrollado talentos, ejercitan ciertas prácticas para mantener su capacidad de éxito en niveles óptimos y que la falta de dones o talentos no se note en aquellos aspectos en que todavía no los ha desarrollado. Es decir, las personas exitosas se esfuerzan por ser exitosos en todo y no sólo en los que pueden hacer con facilidad.

Ser específico.

Cuando uno se fija una meta, es importante tratar de ser lo más específico posible. «Perder 5 kilos» es un objetivo mejor que «perder peso», ya que te dará una idea de lo que es un claro éxito,. Saber exactamente lo que consigues te permitirá mantenerte motivado hasta que llegues allí. Además, piensa en las acciones específicas que deben adoptarse para alcanzar tu meta.

Aprovechar el momento para actuar en tus metas.

Teniendo en cuenta lo ocupado que estamos siempre la mayoría de nosotros, y cuántos goles nos estás haciendo mientras haces malabares a la vez, no es de extrañar que habitualmente pierdas la oportunidad de actuar en un objetivo. Aprovechar las oportunidades de alcanzar tu meta significa agarrar una de estas antes de que se te deslice por los dedos.


Conoce exactamente cuán lejos estás de tu objetivo.

El logro de cualquier objetivo también cuenta la demanda y el control serio, cierto y regular de tu progreso – si no por otros, entonces por ti mismo-. Si no sabes cómo te está yendo de bien, no puedes ajustar tu comportamiento al respecto o tus estrategias. Revisa tu progreso con frecuencia – semanalmente o incluso diariamente-, en función de la meta.

Ser un optimista realista.

Cuando estás fijando una meta, intenta pensar positivamente acerca de cómo será la probabilidad de lograrlo. Creer en tu capacidad de tener éxito es enormemente útil para crear y mantener tu motivación. Pero lo que das, no hay que subestimar la forma en que habrá dificultades para alcanzar tu meta.

La mayoría de los objetivos que merece la pena alcanzar requiere controlar el miedo, hacer la planificación, tener esfuerzo y persistencia. Los estudios demuestran que cuando piensas que las cosas vienen a nosotros con facilidad y sin esfuerzo, te deja mal preparado para el viaje por delante, y aumenta considerablemente las probabilidades de fracaso.

Fotografía: Tomasz Stasiuk en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...