Buscar empleo usando las redes sociales ¿moda pasajera?

Hoy son las redes sociales los mejores vehículos para encontrar empleo, pero ¿hasta cuándo?

Todo lo que se mueve a través de Internet avanza bastante rápido. Debido a esto, las acciones que parecen ser importantes y pertinentes hoy en día relacionadas a la búsqueda de empleo, mañana pueden haberse desfasado.

Hace un par de años parecía que quien no tuviese un blog estaba en desventaja a la hora de buscar trabajo. Pero ahora, ya sabemos que aunque es un punto a nuestro favor tener una bitácora activa, no es una obligación, ni es determinante para encontrar un buen empleo.

Es evidente que las cosas cambian y un buen ejemplo es el fenómeno Twitter; que recientemente ha desplazado a muchas de las funciones sociales de los Blogs (entre ellas la búsqueda de empleo), reemplazándolas por el micro-blogging de 140 caracteres.


Esta herramienta sigue en constante mutación, y aunque originalmente fue diseñada para ayudar a comunidades de amigos a saber lo que estaban haciendo en ese momento, ahora es una red social en toda regla…  y hasta Facebook ha tenido que  integrarla a sus propias aplicaciones.

Twitter se ha impuesto rápidamente sobre los blogs como una herramienta ideal para cualquiera que desee construir una gran audiencia y estar en contacto con ellos. Lo cual es perfecto para buscar empleo o encontrar candidatos.

Actualmente, la mayoría de los que hablamos sobre cómo buscar empleo, estamos haciendo mucho énfasis en recomendar el uso de las redes sociales y la gestión de contactos o networking, tanto para encontrar un empleo si se trata de eso, como para encontrar candidatos en el caso de los seleccionadores, pues son una especie de punto de encuentro. Aunque debo mencionar que otros no apoyan del todo estas tesis.

No obstante, está generalmente aceptado (y para mí es un hecho) que si alguien está buscando empleo y aún no ha empezado a utilizar el “Social Media” (Xing, LinkedIn, Facebook, Blogs y Twitter) como herramienta o vehículo para encontrar y mantener el contacto con posibles o potenciales seleccionadores, pues ya se ha quedado atrás.

Lo importante y lo que cualquiera que busque empleo debería saber, es que los profesionales del reclutamiento y selección ya están buscando sus candidatos en Internet, y luego, cuando los encuentran, los verifican en los buscadores más populares para ver “qué sale”.

Si aún no has probado a escribir tu nombre en Google, o si no lo has hecho últimamente, te recomiendo que lo hagas “ya”, para comprobar y ver “lo qué sale”.

Si encuentras aspectos de tu perfil, personalidad o imagen que no son halagadores, o que podrían afectarte al entrar en un proceso de selección. Debes en encontrar la forma de eliminarlos, pues nunca se sabe hasta que punto te podrían hacer perder una buena oportunidad de empleo.

En el futuro, puede que desees considerar seriamente tener dos identidades en Internet, al menos es lo que yo hago y recomiendo. De esta forma puedes separar tu vida profesional de tu vida personal y no crear conflictos o dar imágenes que podrían ser malinterpretadas por aquellos a los que te interesaría mostrar una imagen profesional impecable. Sobre todo sabiendo que las redes como Facebook, Tuenti y MySpace, se han convertido en otra cosa y que seguramente seguirán mutando.

Si estás buscando empleo, debes irte adaptando a las tendencias y adoptando las herramientas que van surgiendo, ya que es la única forma de mantenerte dentro del dinamismo laboral de los mercados de trabajo actuales. Hoy son las redes sociales… mañana ¿quién sabe?

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...