Saloro empieza a seleccionar trabajadores en Barruecopardo

Solaro ha abierto una oficina en Barruecopardo para empezar a recibir currículums de los interesados en trabajar en la mina de wolframio, que supondrá la creación de 110 empleos.

Saloro ha logrado la autorización administrativa para reabrir la mina de wolframio de Barruecopardo (Salamanca) cerrada en 1982. El periodo de declaración de impacto ambiental también ha concluido, así que la reapertura de la explotación salmantina está cada día más cerca. De momento, Saloro ha puesto en marcha la primera fase de un proceso de selección de trabajadores que acabará con la contratación de 110 trabajadores para la mina. A ellos se sumarán cerca de 200 empleos indirectos.

Los plazos que ha marcado la empresa es que la construcción de la mina empiece cuando haya pasado el verano, y a partir de ahí poner en marcha una explotación con la que se quieren producir 1.850 toneladas de wolframio al año. El proyecto es más que ambicioso, ya que de alcanzar esa cuota de producción representaría el 12% de la producción mundial de wolframio, en un mercado donde el dominio chino es abrumador: más del 75% dle wolframio que se extrae hoy en día procede del gigante asiático.

Según leemos en ‘La Gaceta de Salamanca’, Saloro ha puesto en marcha una oficina en Barruecopardo para configurar una base de datos con todos los interesados en trabajar en la mina de wolframio cuando abra o en la construcción de las instalaciones industriales. El apoderado general de la compañía, Stephen Nicol, señalaba al periódico salmantino que se contratará a 45 conductores, 30 operarios, 10 empleados de dirección y técnicos, siete administrativos, seis mecánicos, cinco encargados, cuatro electricistas y tres ayudantes.

Nicol añade que Saloro dará prioridad a los vecinos de Barruecopardo, además de a los candidatos que procedan de los pueblos cercanos o de la comarca. Según el apoderado de la empresa, esta le cederá a las compañías especializadas que participen en la construcción de la mina la base de datos con los candidatos para que la tengan en cuenta a la hora de seleccionar trabajadores y que también den prioridad a los empleados locales. Se calcula que la mina de wolframio tendrá 9 años de vida útil, aunque según futuras investigaciones se podrá ampliar.

Así pues, todos los interesados en hacerse con un empleo en la mina o en su construcción pueden dirigirse a la oficina de Saloro en Barruecopardo para dejar allí su currículum o enviarlo por internet. Desde el Ayuntamiento de Barruecopardo y la Diputación de Salamanca destacan la importancia que tendrá el proyecto para dinamizar el municipio y sus alrededores, y resaltan que se trata de un proyecto «muy respetuoso» con el medio ambiente y que Saloro recuperará el entorno de la mina.

Vía: La Gaceta de Salamanca

Foto: Antonio Tajuelo

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...