Las carreras con más futuro

Los jóvenes tienen una gran responsabilidad a la hora de elegir qué carrera seguir y es que se juegan el futuro inmediato y mediato, corriendo riesgo de caer en el Paro.

Graduarse y distinguirse para conseguir un empleo

Si algo preocupa a los jóvenes que están por decidir su futuro al completar una planilla de inscripción de la Universidad es la empleabilidad de la carrera que elijan, desplazando a la vocación que hasta hace algunos años movilizaba a los jóvenes a tal o cual ficha de inscripción.

Hoy, a causa del Paro y del exceso de profesionales en determinadas áreas, la elección debe ser mucho más medida que un impulso o gusto personal y, por el contrario, debe incluir una especie de «análisis de mercado» a futuro para preveer si a la fecha en que el joven se diplome podrá conseguir trabajo y no pasar a engrosar el número de jóvenes profesionales en Paro.

Y es lógico, muchos jóvenes que se han graduado se encuentran buscando empleo con gran dificultad porque la oferta de trabajo no abarca todas las áreas; de hecho el 24% de la oferta de empleo está dirigida a un titulado universitario con grado de diplomatura, licenciatura o master, principalmente proveniente de una ingeniería técnica.


Lo que sí es cierto es que el nivel alto de cualificación es determinante a la hora de acceder a las ofertas de empleo y diferenciarse, con la consecuente posibilidad de quedar seleccionado por las empresas que cada vez buscan profesionales más y mejor formados.

Si bien aún manda la vocación y, a la hora de elegir una carrera universitaria, la mayoría de los jóvenes elige siguiendo su instinto, sólo un 67,96% de universitarios afirma que volvería a estudiar lo mismo si pudiera elegir.

Este dato, sólo ayuda a reforzar que no siempre la vocación da empleo, sobre todo si tenemos en cuenta que un 48% de los universitarios reconocen que no se emplean en lo que han estudiado.

Para evitar esta situación es que se invita a los jóvenes a tener en cuenta las realidades del mercado laboral actual y las proyecciones para los próximos años en las cuales las titulaciones de la rama técnica son las que consiguen mayores y mejores contratos de trabajo, con un abanico de oportunidades mucho más amplio.

Por otro lado, las titulaciones de la rama de salud son las que tienen mejores proyecciones a largo plazo pues la sociedad actual tiende a envejecer y a requerir de mayores servicios sanitarios conllevando al crecimiento de la demanda de profesionales del área.

Otra de las áreas con buenas probabilidades de empleo es la de las ciencias experimentales que con una demanda estable a pesar de la crisis, requiere profesionales graduados en química, biología y otras que se pueden aplicar a las nuevas profesiones.

Las ciencias sociales seguirán cobrando importancia, en especial las profesiones que permiten polivalencia de funciones como Ciencias Empresariales o Gestión de la Administración Pública.

Las de menor empleabilidad son y seguirán siendo las de la rama artística y humanidades, en las cuales la demanda de empleo es superior a la oferta y la tendencia indica que así seguirá siendo.

Fuente: Para Saber
Fotografía: M00by en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...