Headhunters: te están buscando

Las empresas que necesitan trabajadores con talento contratan los servicios de head hunters, sobre todo a la hora de cubrir cargos gerenciales. Pero, ¿sabes cómo trabaja un cazador de talentos y cuáles son las variables que influyen en la contratación?

El selector debe observar los perfiles ajustandose a los requisitos del puesto

A menudo, las grandes empresas solicitan los servicios de los Head Hunters o cazadores de talentos para encontrar a candidatos que se ajusten a los perfiles que requieren para puestos gerenciales o de alto mando ejecutivo, pues no siempre se cuenta con profesional dentro de la empresa que avanza haciendo carrera para prepararse para el cargo.

Y es que las necesidad de ejecutivos experimentados para cubrir puestos de alta responsabilidad es real y el tiempo para capacitar al personal propio para dicha vacante, escaso. Así, los reclutadores de ejecutivos o Head Hunters se vuelve una necesidad a la hora de obtener capital humano.

Muchos de nosotros hemos oído hablar del trabajo de los «cazatalentos» pero ¿cuántos de vosotros conocéis las herramientas de un Head Hunter para detectar talentos? o ¿cuáles son las variable que, una vez detectados, influyen en la contratación?


Los cazadores de talentos cuentan con una base de datos de ejecutivos, una red de relaciones y referencias, sin embargo, también cuentan con un ingrediente extra: la capacidad para detectar los candidatos que mejor se ajusten a las necesidades del cliente.

Conocer el mercado de ejecutivos es el principal capital de un Head Hunter y para que sus clientes queden siempre conformes con los ejecutivos que se les presentan, deben hacer un research en el mercado laboral local e internacional, en diferentes medios y empresas.

Es en base a estos datos de búsqueda constante que un selector de este tipo construye perfiles de diversos ejecutivos y sus posibles puestos en diferentes compañías de acuerdo a las habilidades particulares de cada uno; ésto le facilita lo postulación de candidatos toda vez que se abre una búsqueda laboral.

Sin embargo, cada organización posee su propia historia, filosofía, patrones de comunicación, sistemas y procedimientos y quiere que los ejecutivos contratados compartan dichos criterios; por eso, un buen head hunter debe comprender las políticas y culturas de las diferentes empresas para las cuales trabaja.

Y es que no sólo e trata de postular a profesionales idóneos y bien capacitados, sino de aportar el candidato ideal para la empresa, sus criterios, políticas y necesidades.

El cazador de talentos suele presentar más de un candidato, pero no más de 4 para cada búsqueda laboral y, si se ofrece el puesto de trabajo a uno de los propuestos, es momento de fijar las condiciones de contratación.

En la actualidad, gracias a las nuevas tecnologías y, sobre todo, a las redes sociales de profesionales como LinkedIn, el trabajo de un cazador de talentos se ha visto modificado, aunque no necesariamente simplificado; pues sigue siendo necesario un análisis de perfiles, hojas de vida, referencias, etc.

Fuente: Materiabiz

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...