Cómo elegir un trabajo

Si has recibido una oferta laboral o estás pensando en apuntarte en una búsqueda, primero debes analizar las características de ese puesto que suena prometedor pero puede no ser lo que estás necesitando o buscando.

Analiza las características del puesto que te ofrecen antes de aceptar

Quizás no seas tú el que busque un empleo y, por el contrario, las oportunidades laborales se te presenten incluso cuando estás empleado, pero es bueno saber analizar un puesto de trabajo cuando te lo ofrecen para no encontrarte con sorpresas una vez hecho el cambio.

Este análisis del puesto de trabajo es un proceso de investigación e identificación de todos los componentes del puesto y que van desde las tareas, responsabilidades y funciones hasta los requisitos y capacidades que es necesario cumplir para ejecutar las tareas de manera satisfactoria.

Es durante este proceso que la información del trabajo se releva por medio de la observación y estudio para determinar las habilidades, capacidades y responsabilidades que los trabajadores deben tener.


Para este análisis es importante obtener información de 4 aspectos:

  • Identificación y naturaleza del puesto:

Es el analista de personal quien debe definir, identificar y localizar su ubicación departamental y geográfica, pero tú debes asegurarte que tu titulación y formación es acorde a las funciones.

  • Descripción del puesto:

Cuáles son las tareas que al puesto le corresponden y que demanda de esfuerzo físico y mental para ejecutarlas.

  • Requerimientos de capacidad:

Cada tarea del puesto requerirá diferentes capacidades y experiencias, asegúrate de tenerlos para desempeñarte de manera satisfactoria.

  • Otros requerimientos:

¿Serás supervisado o tendrás que supervisar?
¿Cuál es el grado de discrecionalidad que tendrás a la hora de tomar decisiones?
Las condiciones de trabajo, las relaciones públicas, el riesgo al que te expones y el adiestramiento específico son otras cuestiones en las que deberás indagar.

Por otro lado, no dejes de averiguar cuál es el período probatorio al que serás expuesto y cómo serás evaluado en tal caso, es decir, cuál es el sistema de puntuación aplicado y cuales son los objetivos que tendrás que alcanzar y en cuánto tiempo.

Todo esto no es menos importante que la escala de sueldos a la que podrás acceder y si bien puedes encontrarte con que, inicialmente, la oferta salarial no sea suficientemente tentadora, puede ser que encuentres la posibilidad de superar objetivos y mejorar considerablemente tus ingresos.

Ten en cuenta que los métodos de remuneración cambian de una empresa a otra, siendo los de mayor uso y difusión para asignar un salario a cada puesto los siguientes:

  • Método de rango: Ordenados por importancia jerárquica, los salarios son acordes a las responsabilidades del puesto.
  • Método de clasificación: no importa la jerarquía sino la dificultad, complejidad, experiencia e idoneidad necesarios para el cargo.
  • Método de comparación de factores: son los factores de evaluación aprobados los que se traducen en su correspondiente valor monetario.
  • Método de puntos: Cada una de las partes componentes del puesto acumula puntos factoriales que se traducen en dinero.

Fotografía: Yan Arief en Flickr.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...