La UE rechaza prorrogar las ayudas a la inserción laboral

Unión Europea
Los países de la Unión Europea no han podido llegar a un acuerdo para desbloquear la extensión hasta 2013 de una normativa que permite utilizar el Fondo Europeo de Ajuste a la Globalización (FEAG) para ayudar a la reinserción laboral de trabajadores en paro a causa de la crisis económica, es decir, la inmensa mayoría de ellos en el caso español. Dicha propuesta se debatió ayer en el Consejo de Empleo y Asuntos Sociales de la Unión Europea.
El fondo en cuestión, el FEAG, se puso en marcha en 2007 precisamente para ayudar a los desempleados en caso de deslocalizaciones de empresas con motivo de la globalización, pero dos años más tarde la UE decidió bastante generosamente que se ampliara su uso a las reestructuraciones y despidos colectivos propiciados por la crisis económica internacional. Ahora sus señorías debían decidir si ampliaban dicha protección hasta el 1 de enero de 2014, es decir dos años más. Qué menos, digo yo. Ya que se toca el erario público para salvar a los bancos, qué menos que hacer lo mismo para ayudar a contribuyentes en apuros. Pero no.

Como es lógico, esta medida fue respaldada por la mayoría de los países. España se encuentra entre ellos, como no podía ser de otra manera por otra parte, ya que es uno de los principales beneficiarios de los fondos. No obstante, había una minoría de bloqueo que acabó por tumbar la inciativa. Alemania, Holanda, Suecia, la República Checa, Reino Unido, Eslovaquia y Letonia se manifestaron en contra de prolongar dichas ayudas, argumentando la necesidad de reducir la cuantía de los fondos dentro de la política de contención presupuestaria. Lo mismo de siempre, tijeras y más tijeras.

Después de Irlanda, España es el segundo país donde más trabajadores se han beneficiado de las ayudas de dicho fondo desde su creación. De hecho, entre 2007 y 2010 se entregaron fondos europeos a unos 9.600 trabajadores españoles, procedentes sobre todo de la industria del automóvil, el textil y del azulejo, todos ellos sectores muy sometidos a constantes variaciones en función del mercado y por tanto muy susceptibles de deslocalización, cierre de plantas, etc. Sólo en el año 2010, cuando la ayuda del fondo europeo ya se había hecho extensiva a los afectados por la crisis, más de 6.000 trabajadores españoles despedidos recibieron ayuda de la Unión Europea.

María Luz Rodríguez, la secretaria de Estado de Empleo en funciones española que participó en las negociaciones, ha declarado que la  retirada de las ayudas supone ‘un contrasentido’, y ha lamentado la falta de acuerdo puesto que envía a los ciudadanos europeos ‘un mensaje preocupante de falta de esperanza y de solidaridad, que causa escepticismo y desafección ante la política europea’. En fin, ya saben, lo de siempre. Agachar la cabeza, aguantar la que viene y buscarse la vida como mejor se pueda. Nada nuevo bajo el sol.

Imagen| Quinn Dombrowski

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...