Suiza limitará la inmigración europea

Suiza ha aprobado en referéndum la propuesta de la ultraderechista UDC para volver a limitar el acceso a los inmigrantes de la Unión Europea al mercado laboral suizo.

Suiza es un país diferente. Una de sus principales características es que somete a referéndum entre sus ciudadanos un sinfín de propuestas llegadas tanto de partidos políticos como de asociaciones o ciudadanos siempre que consigan cierto apoyo, una medida democrática se echa a faltar en muchos países como España. Los resultados que salen de los referéndums son vinculantes, y tras uno celebrado este fin de semana Suiza volverá a limitar el acceso de los inmigrantes europeos a su mercado laboral.

La medida es el resultado de la propuesta «Contra la migración en masa» puesta en marcha por la ultraderechista Unión Democrática de Centro (UDC) y supondrá la limitación de la entrada de ciudadanos de países de la Unión Europea al mercado laboral helvético. Para ello, se instaurarán unas cuotas anuales que deberán empezar a aplicarse en 2017. Además, la propuesta de la UDC recupera el principio de preferencia por los trabajadores suizos frente a los extranjeros, abolida para los ciudadanos de algunos países comunitarios.

El referéndum se resolvió con un 50’3% de los votos a favor de la iniciativa de la UDC, y obtuvo la doble mayoría que necesitan las propuestas sometidas a referéndum para convertirse en vigor, la de los electores y la de los cantones. Es la primera vez que los suizos ponen trabas a la política migratoria europea, ya que se mostraron favorables a la libre circulación de personas con la UE (2000) y a las ampliaciones a los 10 nuevos países adheridos en 2005 y Bulgaria y Rumanía en 2009.

Los resultados del referéndum podrían suponer el fin de los acuerdos que desde los primeros años de este siglo rigen las relaciones políticas, económicas y comerciales entre Suiza y los Veintiocho. Lo primero será la renegociación de ese acuerdo aprobado en el año 2000 de los acuerdos bilaterales sobre la libre circulación de personas. Los analistas señalan que el resultado del referéndum podría tener unas consecuencias terribles para la economía y el mercado laboral helvéticos.

Desde la entrada en vigor de los acuerdos bilaterales entre Suiza y la Unión Europea en el año 2002, unos 800.000 trabajadores -600.000 procedentes de países comunitarios -han llegado a este país alpino, aunque las cifras oficiales se encargan de desmentir el impacto negativo de estos inmigrantes sobre el empleo que esgrime la UDC. Suiza cerró 2013 con un 3’2% de paro, un 0’03 más que en 2012, entre los ciudadanos suizos y del 6% para los extranjeros. Entre los europeos comunitarios no pasaba del 5’2%.

Vía: RTVE

Foto: robertpaulyoung

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...