Qué es el seguro de desempleo

Con el miedo a perder el empleo, muchos trabajadores han optado por asegurar su empleo. Esta cobertura se hace cargo de los gastos más urgentes durante 6 meses.

Con el creciente temor a perder el empleo como consecuencia del estancamiento económico, y que esto pueda llevar a las empresas a los despidos masivos, mucho buscan una opción adicional. Esto no es extraño ya que muchas empresas ya han recurrido a eliminar las horas extras, el adelantamiento de las vacaciones y las suspensiones temporarias.

Cubrir los gastos más urgentes con un seguro

Cubrir los gastos más urgentes con un seguro

En este escenario, algunos bancos del mundo están lanzando una ofensiva para colocar un producto que tuvo mucho éxito en décadas anteriores con antecedentes de crisis; el seguro de desempleo.

Se trata de un producto que le ofrecen a sus clientes a través de compañías de seguro, y que cubre durante seis meses el pago mínimo de la tarjeta de crédito, el descubierto de la cuenta corriente y, eventualmente, la cuota del préstamo personal o hipotecario.

Las características de cada seguro varían según el banco, pero en todos los casos hay una coincidencia: es un mecanismo que le permite a la entidad financiera tener asegurado el pago de la cuota mínima de la tarjeta de crédito en caso de que su cliente se quede sin trabajo y ya no pueda hacerse cargo de la misma.


En otros bancos, el seguro incluye también una cobertura para el descubierto y los gastos de la cuenta corriente, y en muy pocos casos contempla también la cuota del préstamo personal o hipotecario.

La mayoría de las entidades prefiere no difundir este producto, que ofrecen a través de una compañía de seguros, a veces la misma que le ofrece a los clientes el seguro contra robo en los cajeros automáticos.

Es un producto que existe desde hace años y que funciona muy bien, pero por ahora generalmente sólo, cubre el pago mínimo de la tarjeta de crédito durante seis meses.

El seguro de desempleo está dirigido a clientes que tienen préstamos personales, tarjetas de crédito y cuentas corrientes. El valor depende de lo que se asegure y hay un máximo, pero en ningún caso supera los 6 meses de validez.

En la mayoría de los bancos privados el producto está vigente desde hace meses, pero no se difunde de manera masiva.

En general, el precio del producto oscila entre el 1,5 y el 2% de los saldos que se cubren. El cálculo es diferente para la cobertura de las cuotas del préstamo personal.

En simple palabras, se trata de una cobertura económica en caso de perder el empleo, ya que en este momento nadie siente que tiene su puesto de trabajo asegurado.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...