Muriendo y emprendiendo

Inaem

Madre mía la que está cayendo. El paro a su bola, la prima de riesgo que dice que ya que somos familia que se queda a vivir para siempre -y no veas como come la tía, que está oronda ya- y el gobierno marianista erre que erre con sus tijeras de podar derechos básicos, que ya parece Scissorhands, Manostijeras para los íntimos. ¿Y qué dicen los inversores a todo esto? A los inversores se les salta la lagrimilla de tanto reírse cuando oyen hablar de deuda española. ¿Spain, pero eso no estaba en África?

Admitámoslo, la realidad política española ha superado a la revista El Jueves; tanto que ahora sus chistes parecen algo auténticamente serio, como si de repente se hubieran convertido en una suerte de Le Monde Diplomatique con dibujitos, ahí es nada. Pero no se me alarmen que este es un país lleno de talento a la hora de capear el temporal. Les hablábamos hace poco de la iniciativa del gobierno valenciano para fomentar el empleo entre los jóvenes, y estamos ya frotándonos las manos esperando el día que aparezca la famosa Ley de Emprendedores que promete el gobierno.

Habrá que ver cómo se lo montan, pero como sea igual de efectiva que la reforma laboral me parece a mí que esto de emprender, que por lo visto es lo más in del momento, se va a parecer mucho a hacer malabares mientras recorremos la cuerda floja pedaleando en un monociclo. Empréndaselas quien pueda. Mientras tanto, el Gobierno de Aragón ha decidido ir adelantándose y ha aprobado ya el Programa Emprendedores (originales son, los tíos) que regula la concesión de subvenciones para promocionar el empleo entre todos aquellos intrépidos aventureros que se lancen a la odisea de montárselo por su cuenta, ya sea como autónomos o bien mediante la creación de microempresas.

Lo hará a través del instituto autonómico de empleo, INAEM (sí, como el otro, pero con una A), y destinará para ello un presupuesto de 2,5 millones de euros. Se podrán beneficiar de él todos aquellos parados que estén inscritos como demandantes de empleo en el Servicio Público de Empleo y que se hayan establecido en la comunidad como trabajadores autónomos o por cuenta propia y realicen la actividad en su nombre, así como también todos aquellos que estando en esta situación formen parte de sociedades civiles, soempre y cuando soliciten la subvención a título personal. Y por último, también podrán solicitar la ayuda las microempresas independientes y de nueva creación establecidas en territorio aragonés, así como todos aquellos que perciban prestación por desempleo en modalidad de pago único y ejerzan su actividad económica en la comunidad.

Ya ven, señores, que si no salimos de la crisis no será por no haberlo intentado. Y todo por un precio simbólico de 2,5 millones de euros. Que es lo que cuestan, por ejemplo, tres retratos de José Bono. Pero oye, las tradiciones, hay que respetarlas.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...