Los trabajos de verano, la gran salida para jóvenes parados

Durante los meses estivales los jóvenes parados buscan empleo como dependiente, camarero, profesor de clases particulares o como socorrista.

Trabajo de verano

El verano es época de disfrutar con la mejor compañía posible rodeado de un entorno mágico y digno de recordar. Pero el verano también es época de cambios y de trabajos temporales. Cada año y durante los meses de vacaciones, miles de jóvenes buscan su primer trabajo o un trabajo para pagarse la carrera, el alojamiento o sus caprichos y, así, poder ser independiente. Sin duda, es un una época perfecta para conseguir un puesto de trabajo, debido a las vacaciones de los empleados fijos, y algo de dinero. Los empleos más solicitados son como camareros, socorrista o dependiente.

Los jóvenes y los desempleados de larga duración son los sectores de población que más castigados han sido a raíz de la crisis económica. Actualmente, la tasa de paro de jóvenes parados asciende hasta el 56,13%, casi la mitad de jóvenes en España está sin trabajo y con pocas posibilidades de encontrar un futuro laboral en nuestro país.

Los pocos jóvenes que encuentran un trabajo lo hacen en condiciones precarias y sin una retribución económica, o en muchos casos mínima con lo que supuestamente se paga el transporte. El resto busca una salida laboral en verano como dependiente, camarero, profesor de clases particulares o como socorrista, aunque en este último caso es necesario un título que lo acredite. No importa que sea el primer trabajo o un trabajo más en verano, lo importante es poder ahorrar el suficiente dinero cómo para afrontar el próximo año o el nuevo curso académico.

Según los últimos datos de la EPA (Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos), los jóvenes desempleados buscan su primer trabajo en empresas de familiares o trabajando con amigos. Es aquí donde suelen encontrar una oportunidad que empresas grandes y conocidas no ofrecen al no disponer de la suficiente experiencia previa o de los requisitos que exigen. Los trabajos con la familia o los amigos es una forma de acceder al mundo laboral rodeado de buena compañía y buen ambiente de trabajo. Esencial para poder desempeñar con más ímpetu el trabajo que se haya de realizar.

Los contratos de verano suelen ser eventuales, aquellos que duran un par de meses y que forman a los trabajadores para el mercado laboral. Es por eso que durante los meses estivales las cifras de paro descienden y asciende el número de empleados, gracias a estos contratos temporales que por otra parte poco tienen que ver con lo que en principio se pacta: una media jornada con un salario base. A la hora de la verdad muchos de estos trabajos temporales exigen una jornada completa con un salario mínimo. Aún así, los trabajos de verano son una gran salida laboral para todos aquellos jóvenes parados que buscan un trabajo o su primer empleo, eso sí, hay que detenerse en cada oferta de empleo y revisarla detalladamente.

FUENTE/ levante-emv

FOTO/ astrocruzan

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...